10 razones de porque me encanta la Chía ?>

10 razones de porque me encanta la Chía

Los tremendos beneficios para la salud que aportan, ya son razón suficiente para comer estas semillas… pero además hay un montón de otras cosas que me encantan de esta planta tan maravillosa! Aquí están las Top 10 razones para consumir semillas de chía:

1. Son taaaan buenas para mí:
Las semillas de chía representan la fuente vegetal con más alta concentración de omega 3 en la tierra (reduce los triglicéridos). Esto para mi es importantísimo, ya que mi ingesta de aceite de oliva, que está cargado al omega 6, es gigante! y un desequilibrio en la proporción entre el omega 3 y el omega 6, es fatal para el organismo!!
La chía está repleta de proteínas que mi cuerpo tanto ansía al ser vegetariana, y como soy asidua al gimnasio, me ayuda a construir y regenerar músculos y tejidos… algo también fundamental durante el embarazo y la lactancia.
Además posee componentes muy interesantes como antioxidantes y fibra dietética. Como si eso no fuera suficiente, las semillas de chía contienen vitaminas B1, B2, B3 y minerales como fósforo, calcio, potasio,magnesio, hierro, zinc y cobre.

2. Me llenan de energía:
Últimamente he estado comiendo 2 cucharadas de chía antes de mi entrenamiento de yoga y spinning por la mañana. Con el pasar de los días me di cuenta de que tengo mucho más energía y puedo hacer mi práctica sin sentir cansancio o fatigarme. No sé ustedes, pero yo soy de las personas que se despierta con un hambre feroz cada mañana, así que esto ha sido una agradable sorpresa para mí! También es una excelente opción si sales a trotar o practicar algún deporte por la tarde, ya que así obtienes energía sin la sensación de “guata llena”, cosa que ocurre cuando ya han pasado varias horas desde el almuerzo y comes algo para enfrentar el entrenamiento nocturno.

3. Activan mi flojera:
Me encanta cocinar, pero muchas veces quiero un snack rápido y no siempre tengo las ganas o el tiempo de andar lavando y cortando frutas o vegetales. Entonces, en vez de caer en la tentación de un paquete de papas fritas o uno de galletas, agarro un yogur de pajaritos (kéfir) y le espolvoreo semillas de chía. Además, como duran tanto, me permite comprar semillas de chía a granel, ahorrando tiempo y dinero.

4. Me proporcionan estamina:
La tribu Tarahumara conocida por sus súper corredores, usan la chía para ayudarles a correr distancias excepcionales sin cansarse. Por mi parte he experimentado mayor estamina (resistencia) desde que como chía y encuentro que puede ejercitar con más vigor. También me siento menos cansada al final del día.

5. Son muy versátiles:
Yo como chía de muchas maneras y lo entretenido es que como va con todo, siempre estoy buscando nuevas formas de incorporarla en mis recetas. Por lo general, me la como cruda y en semillas, añadiéndola a ensaladas, yogures, sopas y guisos. Pero además la harina de chía es perfecta para agregarla a la masa del pan, torta, kuchen, queque, etc. dándole volúmen a las preparaciones.

6. Son fáciles de encontrar:
Siempre que voy a una tienda de comestibles me fijo en los productos naturales que tienen, entre ellos si tienen semillas de chía. Para mi gran sorpresa, la mayoría ofrece varias marcas, formatos y precios, desde grandes supermercados, tiendas naturales y gourmet. De todas formas, hay que fijarse en la calidad y leer sobre el control que tenga la marca desde el momento en que se cultivan, cosechan, limpian y empacan. No está demás investigar un poquito acerca de la opción a escoger.

7. Matan antojos:
Las semillas de chía tienen niveles muy altos de fibra soluble, que en contacto con el agua absorben varias veces su peso, dando la sensación de saciedad y ayudando controlar el apetito. Esto se puede ver en acción, si se ponen algunas semillas de chía en un vaso de agua. Después de diez minutos las semillas se habrán convertido en un gel sólido. Esta fibra en forma de mucílago (gelatinosa) retarda la absorción y la conversión de carbohidratos en azúcar, ayudando a liberar energía en el torrente sanguíneo de forma gradual. Esto previene la aparición de diabetes, disminuye los antojos, y hace que sea más fácil mantener un régimen de alimentación equilibrado y saludable.

8. Se digieren fácilmente:
El cuerpo humano no tiene ningún problema con la absorción de las semillas de chía. Además, tal como comenté en el punto anterior, el aporte de fibra de la chía tiene la capacidad de aumentar el volumen del bolo fecal al absorber gran cantidad de agua, por ende los desechos pasan menos tiempo en el aparato digestivo, se regulan los movimientos intestinales previniendo como consecuencia el estreñimiento, el cáncer de colon y la diverticulosis.

9. Tienen un sabor suave:
Me gusta el sabor de la chía cuando muerdo las semillas en mi boca… o más bien la sensación cuando crujen. Pero cuando agrego chía a cualquier comida, me parece que en realidad no saben a nada. Esto es bueno porque significa que no tengo que preocuparme si la chía “va” con aquel alimento o no. Tan solo tiro un puñado de semillas y disfruto de los beneficios para mi salud. Simple!

10. Son buenas viajeras:
Esto puede parecer un poco nerd, pero me gusta llevar en mi cartera un pequeño paquete de semillas de chía cuando salgo fuera. Así puedo comer un montoncito cuando me siento agotada o cansada, o las puedo esparcir encima de la comida del avión para obtener una ración extra de nutrición. La chía no tiene olor, así que no es como andar acarreando un huevo! Y a los funcionarios de seguridad o aduana, no les llama la atención. Además no suma nada de peso y no se ven afectadas por la temperatura.

Y cuales son las razones que te motivan a ti?

Author: Yasmin

Para más recetas y datos sígueme en mi Instagram :)

Mi nombre es Yasmin Rebolledo, estudié Ingeniería Comercial + MBA, y luego hice el curso de instructora de yoga. Desde que tengo uso de razón que he estado ligada al deporte y actividad física. Pero no fue hasta que me metí en el mundo del yoga que realmente me interesé en profundidad en el tema de la comida y la nutrición, y la inmensa conexión que existe entre el bienestar físico y mental. Y es que la unión de estos factores logran que llevemos una vida con mayor energía, alegría y paz.

Posts Relacionados:

Comments

comments

12 thoughts on “10 razones de porque me encanta la Chía

  1. A mi me ha resultado ideal para bajar de peso (primero) y luego mantener. Lo mejor es la sensación de saciedad que provoca. No la dejo por nada y menos ahora que explicas tantos otros beneficios! Gracias.

  2. Me podrías decir cual es la dosis recomendada de chía? Mi problema es que tengo los triglicéridos y el colesterol malo alto y no consigo bajarlo a pesar de hacer dieta y ejercicios todos los días. Muchas gracias.

  3. @CarolinaVial Si quieres comprar a granel venden en La Vega por $7.000. Pero te recomiendo trebolfrut.com aquí venden 1 kg. de chía a $6.000.-

    Hay otra tienda llamada “Planta Maestra”, que queda en Manuel Montt y otra Presidente Riesco, donde la tienen en promoción hace tiempo y también la venden en $6.000.

    buen día!

  4. @Francisco La dosis va a depender de lo que quieras conseguir:

    – Para prevenir y mantener los niveles de colesterol, lo recomendado es el consumo de 5 grs. (una cucharadita de té) al día.

    – Para reducir el nivel de colesterol presente en las arterias, se necesita un consumo mínimo de 25 grs. (2 cucharadas soperas) al día.

    Hace un tiempo se hizo un estudio con pacientes con colesterol y triglicéridos altos, y se demostró que después de 3 meses de consumir Chía, redujeron hasta un 30% de sus niveles sanguíneos de colesterol LDL o “malo” y de triglicéridos. Buenísimo cierto?

    y gracias a ti por comentar!!

  5. Gracias por toda esta información, me obliga a replantearme mi alimentación, …vivo sola, trabajo todo el dia y la chatarra o lo frito es a veces lo más fácil. Habrá que hacer algo al respecto. Gracias Jasmin :)

  6. hola yasmin, escuché en televisión que hay que machacarlas antes de comerlas de lo contrario así como entran en el organismo se van, y ni se entera de todos sus beneficios :(

    un saludo cordial

    1. Hola Claudia! así es… más que machacarlas se deben dejar remojando de 15 a 20 minutos para que suelten el mucílago. De esta manera queda una especie de gel alrededor de la semilla que es mucho más facil de absorber por el cuerpo!

      Saludos y gracias por visitar :D

Leave a Reply