50 razones para sentirte feliz de estar embarazada ?>

50 razones para sentirte feliz de estar embarazada

50 razones para sentirte feliz de estar embarazada

La perspectiva de ser mamá seguro que te llena de alegría, pero estar embarazada no siempre es fácil. Quizás las náuseas te tienen vuelta loca o puede que se te retrase el parto varios días y ya no aguantes más. A mi solo me quedan 9 días para el día de su nacimiento! Así que aquí van algunas de las cositas que convierten el embarazo en un periodo mágico:

1. Ver la cara que pone tu marido cuando le muestras la rayita del resultado positivo en la prueba de embarazo.

2. Disfrutar de las primeras semanas, cuando el embarazo es un precioso secreto entre tú y tu pareja.

3. Saber que tienes nueve meses enteros para planear, soñar y fantasear.

4. Escoger ropa de maternidad. Hoy en día es bonita, práctica, e incluso sexy!

5. Tener la excusa perfecta para consentirte: darte largos baños perfumados, disfrutar un masaje especial para embarazadas y ponerte cremas hidratantes en la guatita.

6. Entender y apreciar a tu mamá como nunca antes.

7. Llamar a todos tus seres queridos para anunciarles la buena nueva.

8. Fijarte el objetivo de aumentar de peso, por una vez en la vida.

9. No sentirte culpable de dormir hasta tarde los fines de semana, si es tu primer bebé. Al fin y al cabo te lo mereces… porque luego no podrás hacerlo por muchos años.

10. Ver cómo crecen tus pechos y los vestidos escotados te sientan de maravilla.

11. Y, claro está, comprarte un par de lindos sostenes para lucir el escote con estilo.

12. Hacer nuevas amistades, porque las mujeres embarazadas siempre tienen algo que compartir.

13. Lucir un cabello más brillante y sedoso que nunca.

14. Observar cómo de repente tus familiares y amigos te miran con más ternura, y que decir tu pareja!

15. Encontrar personas que te ofrecen su asiento en los lugares públicos.

16. Ver cómo se les ilumina el rostro a tu mamá, papá, hermanos y amigos cuando les das la buena noticia.

17. Aprender cosas nuevas, como tejer un minúsculo swetercito o un mini gorro.

18. Sentir que tu sensibilidad es más aguda que nunca, que tus lágrimas brotan con más frecuencia y que tu capacidad de amar crece cada día.

19. Decorar la pieza de tu guagua o un rinconcito de tu propio dormitorio.

20. Sentir las primeras pataditas y pasarte una hora echada con la mano en el vientre para ver si las vuelves a notar.

21. Mandar a tu marido a comprar torta de manjar y dulces árabes a las 10 de la noche sin sentirte culpable en absoluto.

22. Admirar los primeros vestiditos de tu infancia o la ropita de tu marido, que tus papás o tus suegros te entregan emocionados para que las use su nietecito(a).

23. Salir a pasear con tu pareja para respirar aire fresco, porque es bueno para ti y para la guagua.

24. Disfrutar de los vívidos sueños que suelen tenerse durante el embarazo y reírte de ellos con la amigas.

25. Escoger ropita, zapatitos tan pequeños que parece imposible que le vayan a caber, toallas con capucha en forma de patito y todas las demás preciosidades que usan los recién nacidos.

26. Compartir fotos por las redes sociales, para que el mundo entero pueda verte embarazada y después conocer a tu recién nacido.

27. Posar para que te tomen fotos de la guatita y asombrarte, al cabo de unos años, de lo que llegó a crecer.

28. Saber que hay mucha gente dispuesta a ayudarte: familia, amigos, doctores, enfermeras, consejeras de lactancia…

29. Estar echada en la cama, en brazos de tu marido, sabiendo que el amor que se tienen ha creado una nueva vida.

30. Disfrutar cada segundo de las salidas nocturnas, las escapadas improvisadas de fin de semana, y de cualquier otra cosa que no van a poder hacer tan fácilmente una vez tengan a la guagua.

31. Saber que a partir de ahora, pase lo que pase, nunca estarás sola.

32. Preparar una linda caja para la colección de recuerdos que vas a guardar para tu hijo: las primeras fotos de las ecografías, el brazalete que le pondrán al nacer, un mechón de su cabello…

33. Pasar horas con tu marido pensando en qué nombre le pondrán.

34. Imaginarte a quién se parecerá. ¿Tendrá tus ojos grandes y los rulitos de tu marido?

35. Soñar con “mi hija, la deportista”, o “mi hijo, el músico”.

36. ¡Mirar tu guata en el espejo y darte cuenta de que hay una personita allá adentro!

37. Ver la primera imagen de tu guagua en una ecografía, pedir una copia de la foto y llevarla en la cartera para poderla mirar cien veces cada día.

38. Que tu marido ponga su mano sobre tu guata y ver su expresión cuando siente moverse a la guagua por primera vez.

39. Investigar, analizar y comprar todos los esenciales de la guagua.

40. Armar la maleta para la clínica, escogiendo la ropita más linda para sus primero días.

41. Comprar, por fin, un muñequito de peluche para tu propia guagua, y no para la de otra mamá.

42. Avisar a tu marido que ya han empezado las contracciones del parto.

43. Probar todos los ejercicios que aprendiste en las clases de preparación para el parto y darte cuenta de que en verdad funcionan.

44. Recibir el apoyo de tu marido, tu mamá, tu suegra, o tu amiga íntima, que te están acompañando durante el parto, y saber que puedes confiar en ellos 100%.

45. Darte cuenta, a medida que las contracciones se hacen más dolorosas, que puedes gritar todo lo que quieras y nadie se va a escandalizar.

46. Conocer a la matrona y hacerle un millón de preguntas cuando se aproxima el día del parto.

47. Sentir la inmensa emoción de ver a tu guagua por primera vez.

48. Mirar a tu recién nacido a los ojos y tomarlo en brazos por primera vez.

49. Ver la emoción de tu marido cuando toma en brazos a su guaguita.

50. Despertarte, ver a tu hijito junto a ti y decirte: ¡Pero si es verdad! ¡Ya soy mamá!

 

Fuente: http://espanol.babycenter.com/

 

Posts Relacionados:


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /nfs/c03/h05/mnt/47293/domains/www.savitari.com/html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273