Ayudar sin esperar nada a cambio

Hace un tiempo descubrí que una persona a la cual consideraba cercana, al parecer yo no lo era tanto. La traté de ayudar y comprender, pero luego me enteré, que al mismo tiempo ella no hacía más que hablar cosas muy feas de mí… y la verdad es que aparte de no entender la situación, no le tengo aversión, quizás un poco de tristeza por el inesperado saber de su actitud.

Siempre me han dicho que “no sea tan tonta” que nunca me doy cuenta de la verdadera esencia de las personas… y aunque es cierto que las adversidades de la vida pueden provocar un cambio en nuestra reacción natural, tiendo a mantener mi naturaleza.

Quizás sólo debiera incluir en mi naturaleza un toque de previsión y prudencia cada vez que me relacione con las naturalezas de los otros!! Espero que esta esencia, sea la que trascienda y la que forje vínculos inquebrantables. Dejo esta hermosa historia de un maestro oriental con un alacrán:

Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó.

Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose. El maestro intentó sacarlo otra vez, y otra vez el alacrán lo picó.

Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo: “Perdone, ¡pero usted es terco! ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua lo picará?”.

El maestro respondió: ” La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar“. Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida. No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; sólo toma precauciones. Algunos persiguen la felicidad; otros la crean.

Foto: César Samaniego

Posts Relacionados:

Hay momentos en el día en que me siento a pensar en las cosas buenas que tengo y lo agradecida que estoy con la vida… desde el sólo hecho de levantarme cada mañana hasta por los seres queridos que me rodean… la felicidad sólo depende del modo en que miremos y seamos agradecidos de todo lo que se nos da en la vida.

6 Comments on "Ayudar sin esperar nada a cambio"

  1. Joana says:

    Maravillosa esta historia, yo también era muy confiada, pero cuando se presentan personas asi, te ayudan a ir cambiando, a veces demasiado, es triste de no poder confiar.
    A veces hasta el instinto te falla… hay personas que se disfrasan demasiado bien.
    Es dificil, distinguir, pero ser prudente, siempre es bueno.
    Yo por lo general desde el inicio, siento cuando alguién me da confianza o no, creo que debemos escuchar esos mensajes e ir con cuidado.

    Saludos y lindo fin de semana.

  2. Desire says:

    Que buena reflexión Yasmin, a veces cuando nos lastiman queremos dejar de ayudar y ahi el mal logra su objetivo.ç
    No cambiar nuestra naturaleza….

  3. Maria del Carmen says:

    Que la mala actitud de otras personas no condicionen tu actuar y menos aun cambien tu naturaleza!!

  4. Guillermo says:

    No cambies nunca Yasmin, solo a mejor

    Ya hay un nuevo post en mi blog, por si quieres leerlo

    Un saludo y cuidate Bull Dog :)

  5. Surya says:

    Me alegro que des el paso para ser una futura profesora de yoga, si algún día necesitas mi ayuda no lo dudes, aquí me tienes.
    Nunca te desanimes porque la gente te critique, si tu eres feliz con lo que haces eso es lo único que importa.
    Por experiencia te diré que te vas a encontrar con gente increible, no le puedes gustar a todo el mundo, pero lo importante es que te gustes a ti misma.
    Te deseo mucha suerte.
    Namaste ;-]

  6. Patricia says:

    El inspirado orador Terry Cole-Whittaker escribió un maravilloso libro titulado What you think of me is none of my bussines ( Lo que usted piensa de mi no es asunto mío) Eso es cierto. Lo que tú piensas de mí no es asunto mío, es asunto tuyo. Al final, lo que pienses de mí saldrá de tí a traves de vibraciones y retornará a tí.

Got something to say? Go for it!