El malévolo trigo ?>

El malévolo trigo

Trigo: pan y pasta

Si bien el grano de trigo posee varios problemas, el principal tiene que ver con el consumo desmedido y cotidiano, en perjuicio de otros antiguos granos y cereales no tan problemáticos. Si el trigo fuera un cereal más en la rotación culinaria, tal vez el daño sería mucho menor.

Sin embargo, varios factores (sabor, textura, practicidad, manipulación agrícola, bajo costo…) han globalizado el rol del trigo como cereal básico. Pero tal vez el factor principal de su consumo masificado y exuberante, sea su efecto adictivo, que es tan grande que incluso dificulta su eliminación de la dieta. Veamos resumidamente algunos de estos factores.

1. Proteína mucógena y alergénica:

El gluten (90% de la proteína del trigo) es generador de mucosidad (congestión de vías respiratorias, moco colónico, estreñimiento, hígado graso, proliferación de hongos) y reacciones alérgicas (la más conocida es la celiaquía, que ahora se muestra asociada a desordenes ginecológicos), pero también ciertas proteínas del trigo moderno se asocian a inflamación intestinal, colon irritable, migrañas, depresión, diabetes, malfunción tiroidea, dermatitis, fatiga crónica, esquizofrenia, etc. El otro problema del gluten es que tiende a dificultar la absorción de nutrientes ya que puede dañar las vellosidades intestinales.

2. Opiáceos adictivos y constipantes:

Péptidos similares a la morfina, presentes naturalmente en la planta de trigo como mecanismo defensivo frente a sus predadores, provocan dependencia y estreñimiento a través del consumo cotidiano. Los opiáceos generan adormecimiento (por eso se consumen junto a alcaloides estimulantes, como cafeína, mateína, teína…), apatía, asmaofuscamiento mental y crisis de abstinencia frente a su carencia.

3. Manipulación agrícola:

Al ser de consumo masivo, el trigo sufrió y seguirá sufriendo numerosas manipulaciones genéticas, con el objeto de satisfacer puntuales necesidades productivas. Estas manipulaciones, tal como demuestran numerosas evidencias, ignoran la lenta capacidad de adaptación de nuestro organismo frente a cambios tan violentos y nuevas síntesis proteicas. Las enzimas y mucinas digestivas, son incapaces de procesar las nuevas moléculas alimentarias, generando mala digestión, reacciones alérgicas y agotamiento inmune.

Con tanta manipulación, el trigo se ha transformado en un grano mutante al cual se le aumentó la cantidad de gluten. El problema de esto es que el gluten es tremendamente difícil de digerir, por lo que al consumir este trigo manipulado se forma en nuestro estómago una masa aglutinada muy difícil de asimilar. Y según la Ayurveda, un alimento es nutritivo en la medida de su facilidad de digestión. 

Trigo, pan4. Procesamiento industrial

Habitualmente el grano de trigo no se consume en forma integral (grano entero), sino como harinas que sufren un violento desmembrado en la molienda, la refinación y el procesamiento. Se separa el salvado y el germen, se inactivan otros elementos (vitaminas), se oxidan ciertos componentes (grasas) y se adicionan fortificantes que en formas sintéticas suelen ser tóxicos en ciertas dosis y para ciertos grupos etarios.

5. Las malas compañías

La masificación productiva lleva al uso de numerosas sustancias insanas, pero necesarias para satisfacer cuestiones industriales y comerciales, y a la generación de compuestos nada naturales. Es el caso de aceites hidrogenados (grasas plásticas y de alta conservación), huevo deshidratado (aporta colesterol oxidado y reactivo), refinados (sal, azúcar, aceites), compuestos generados por la cocción (beta carbolinas, acrilamidas, PFGA) y una marea de aditivos (leudantes turbo, resaltadores de sabor, blanqueadores, colorantes y saborizantes sintéticos, conservantes, emulsionantes, estabilizantes…) que potencian sus efectos, al estar presentes contemporáneamente en productos de consumo altamente masificados.

 

Con todo esto no digo que eliminen el trigo por completo de sus vidas, pero si al menos disminuir su consumo y analizar como se sienten. Por experiencia propia, el cambio ha sido radical: mi hipoglicemia se ha estabilizado bastante, la inflamación desapareció, mi cutis ahora está suave suave y mi digestión (incluído el estreñimiento) mejoró notablemente. Mi marido también quiso probar…  él sufría de asma, fatiga post-almuerzo y aletargamiento, y ahora con la eliminación del gluten los cambios en su salud, energía y físico han sido muy grandes.

No pierden nada con experimentar :)

 

Fuente: Espacio depurativo

Author: Yasmin

Para más recetas y datos sígueme en mi Instagram :)

Mi nombre es Yasmin Rebolledo, estudié Ingeniería Comercial + MBA, y luego hice el curso de instructora de yoga. Desde que tengo uso de razón que he estado ligada al deporte y actividad física. Pero no fue hasta que me metí en el mundo del yoga que realmente me interesé en profundidad en el tema de la comida y la nutrición, y la inmensa conexión que existe entre el bienestar físico y mental. Y es que la unión de estos factores logran que llevemos una vida con mayor energía, alegría y paz.

Posts Relacionados:

Comments

comments

8 thoughts on “El malévolo trigo

  1. Ya había oído esto de lo tóxico del trigo. No se si podría dejar el pan, me gusta mucho. Con lo que no tendría problema es con dejar los dulces (galletas, tortas) que también llevan trigo, pero el pan y las pastas sería un tremendo desafío.

    Me voy a poner como objetivo tratar de disminuir mi consumo de trigo!

    Gracias por informarnos!!

  2. Hola Pancha! el problema está en el gluten, el cual también está presente en el centeno. Esto hace que a nivel intestinal no se absorban correctamente los nutrientes.

    De todas formas, el grano de centeno tiene menor cantidad de gluten que el grano del trigo. Por lo que igual es recomendable reemplazar el pan blanco por un pan 100% centeno, que además es menos alergénico que el de trigo.

    Saludos!!

  3. Que mal! yo consumo bastante trigo, tanto blanco como integral. Que bajón de solo pensar dejar la bollería, toda la vida he sido de comer pan, al desayuno, almuerzo, hora del té y hasta en la noche.

    Por lo que creo me costaría mucho dejarlo…. A ver, puedo intentar disminuirlo al menos.

    Realmente me sorprende qalgún alimento que consideraba noble y la base de la pirámide nutricional, fuera tan malo para nuestra salud.

    Podrías hacer un post con lo que sí se puede comer?

    Gracias por la info.

  4. Hola Mariela y Jorge:

    La verdad que son hábitos un poco difíciles de romper en un principio… pero luego a medida que vas nutriendo tu cuerpo con alimentos que aporten las vitaminas y minerales necesarios, el hambre y la adicción al trigo dejan de ser un tema. Además es un incentivo enorme el sentirse bien y ligero, por no nombrar el tremendo favor que le harán a su cuerpo a corto, mediano y largo plazo :)

    Jorge, el trigo se puede reemplazar por: arroz, quínoa, legumbres, mijo, amaranto, buckwheat, papas, avena… como fuente de carbohidratos.

    En todo caso, cada persona es distinta, por lo que es importante aprender a escuchar tu propio cuerpo… quizás no deban empezar eliminando por completo el trigo, pueden partir por disminuir la ingesta e ir viendo que pasa y como reacciona el cuerpo. Experimentar es lo mejor!!

    Un abrazo y gracias por sus comentarios!!

  5. Que bien, voy a intentar dejar las harinas por un tiempo y a ver si con ésto se van éstos 2 kilos extra que me molestan en Marichyasana 4.
    Oye Jasmin qué es so de buckwheat?

    Abrazos.

  6. Hola Mouji!! Adoro Marichyasana 4, me tranquiliza la mente y alivia mi cargante rigidez en los hombros. Esta torsión es muy indiscreta porque un kilito demás que tengamos y lo notamos inmediatamente!!

    Bueno… para eso mismo sería buenísimo probar dejando el trigo un tiempo (de seguro que 1 de esos 2 kilos se te va). El buckwheat es una buena opción para reemplazarlo. Este pseudo cereal se llama Trigo Sarraceno (o alforfón) es español, y aunque el nombre lo diga, no lleva trigo.

    Para mi es ideal, porque como es rico en vitaminas B y minerales, estabiliza mis niveles de azúcar en la sangre, que andan fluctuando todo el rato y me provocan mareos.

    Es súper nutritivo, no lleva gluten y lo mejor de todo es que lleva más proteína que el arroz, maíz, trigo o mijo (entre un 10 y un 13%). Además tiene mucho del aminoácido “Lisina” (escaso en las proteínas vegetales) y en otros aminoácidos esenciales (arginina, metionina, treonina y valina).

    Aunque no es excitante como el café, igual da ene energía, por eso no lo recomiendo muy de noche cuando la idea es dormir. Lo otro es que el carbohidrato presente es de los del tipo complejo, por eso nos da energía y satisface por más rato.

    Y para rematar, combate el colesterol, enfermedades cardiovasculares, varices y otros problemas circulatorios ya que además tiene una función antiinflamatoria.

    Yo lo he comprado en La Chakra y en Organisk. Ahí lo venden entero, por eso luego lo muelo para hacerlo harina y poder ocuparlo en mi receta de pan casero sin gluten. Ahora encargué un cargamento a USA como de 10 kilos de harina de buckwheat… ultra feliz!

    Espero te haya servido!!
    Besitos :)

Leave a Reply