Kéfir, el yogur milagroso ?>

Kéfir, el yogur milagroso

Hace un tiempo, mi buena amiga Loreto me regalo “pajaritos de yogur“, quizás más conocidos como Kéfir. Al principio encontré un poco sospechoso que unos microorganismos vivos (hongos unicelulares) elaboren mi yogur matinal a partir de la fermentación de leche, pero tengo que reconocerlo… el sabor un poco ácido del yogur, más los innumerables beneficios que trae su consumo, me han vuelto una adicta.

Siempre ha existido controversia sobre si el ser humano adulto ha de consumir leche de vaca, ya que hay mucha gente con problemas para digerirla, no es así cuando la consumimos fermentada, de hecho los habitantes de Armenia y Georgia (Caúcaso), la consumen de forma habitual gracias al Kéfir y su media de vida está en los 110 años, además, no conocen enfermedades como la tuberculosis, el cáncer, la úlcera de estómago o las afecciones oftálmicas.

La palabra Kéfir significa bendición en turco, y al fermentar la leche degrada los hidratos de carbono (lactosa), haciéndolos directamente más asimilables por el organismo, sobre todo para el estómago de muchos adultos, que no pueden asimilar la leche al carecer de una enzima llamada renina, que es la que coagula o corta la leche. El Kéfir comenzó a usarse con fines curativos a principios del siglo pasado para tratar la tuberculosis.

El Kéfir es de más fácil digestión que el yogur, ya que el cuajo está fraccionado en pequeñas partículas mucho mejor digeridas por las enzimas digestivas. Para obtenerlo se produce una fermentación alcohólica, a diferencia del yogur, que es por una fermentación láctica. El yogur favorece la flora intestinal pero el Kéfir es un auténtico regenerador de la misma, por ello es muy aconsejable el tomarlo después de haber tomado un tratamiento antibiótico, el Kéfir transforma la putrefacción intestinal en fermentación láctica, provee al intestino de abundante ácido láctico, cuya acción convierte en peptonas los residuos de las sustancias albúminas que llegan al colon.

Es un alimento de gran interés para conservar la salud, también para niños, ancianos y personas convalecientes, pues aumenta la secreción de los jugos digestivos, favorece como consecuencia la digestión, estimula el peristaltismo, sin generar gases ni dolores, indicado en la úlcera de estómago, colitis ulcerosa, estreñimiento e intolerancia gástrica. Previene y cura el herpes. Se usa en el tratamiento de la anemia, problemas renales, nefrolitiasis, hipertrofia prostática, artritismo reumático, asma, bronquitis, anemia. Se aconseja en la cirrosis, colecistitis, colelitiasis y problemas hepáticos ya que ayuda a la producción de las vitaminas del grupo B y a neutralizar el colesterol.

Además refuerza las defensas protegiéndonos contra las infecciones tanto víricas como bacterianas. Reduce los niveles de colesterol y el riesgo de padecer cáncer de colon.

En las afecciones de la piel, como eccema, psoriasis, micosis, tomar un litro al día y aplicarlo topicamente en la piel varias veces al día, dejarlo secar y lavar después, hacerlo 6 veces al día.

Cómo preparar el Kéfir:

  • Para preparar el Kéfir se echan los nódulos (o pajaritos) en un frasco de cristal limpio, se le añade leche a temperatura ambiente, no fría, mejor sin hervir, pues el hongo elimina las bacterias dañinas, no se debe llenar el frasco hasta arriba, después se tapa el bote hermético y se mete en un lugar oscuro a temperatura ambiental de la casa, no muy frío.
  • El Kéfir de 24 horas actúa como laxante y el de 36 como astringente.
  • Se cuela el líquido y los nódulos se vuelven a echar de nuevo con leche. Los nódulos deben lavarse cada 7 días con agua templada. Cuando se cuela, debe tomarse lo antes posible, también podemos guardar el líquido en el frigorífico, hasta por un máximo de 4 días.

No se aconseja mezclar el Kéfir con proteínas o grasas y sí con verduras, frutas o cereales.

Para conservar los nódulos cuando no quieras tomarlo, basta con meterlos en agua en la nevera, donde esté frío, pero que no se congele.

Para crear más nódulos, él mismo se rompe y sigue creciendo y multiplicándose… así los seres humanos podemos beneficiarnos de sus innumerables propiedades nutritivas y curativas a lo ancho de nuestro hermoso planeta.

Author: Yasmin

Para más recetas y datos sígueme en mi Instagram :)

Mi nombre es Yasmin Rebolledo, estudié Ingeniería Comercial + MBA, y luego hice el curso de instructora de yoga. Desde que tengo uso de razón que he estado ligada al deporte y actividad física. Pero no fue hasta que me metí en el mundo del yoga que realmente me interesé en profundidad en el tema de la comida y la nutrición, y la inmensa conexión que existe entre el bienestar físico y mental. Y es que la unión de estos factores logran que llevemos una vida con mayor energía, alegría y paz.

Posts Relacionados:

Comments

comments

20 thoughts on “Kéfir, el yogur milagroso

  1. Hace ya unos meses bandoné a mis pajaritos, estuve mucho tiempo tomando mi desayuno de frutas con kéfir, y la verdad, los echo de menos, lo que sí que er una preocupacón constante el cuidado de los pajaritos. Un abrazo. :)

  2. cuando era pequeña mi madre tenia pajaritos y los cuidaba mucho y me repetia constantemente los beneficios..yo no los pescaba mucho porq encontraba q era poco agradable comerse lo q producian esos bichitos..ajajaja
    despues me acostumbre y me encantaron finalmente…

    nunca supe q se llamaban tambien kefir..jajaja

  3. Hola:
    Un datito:
    Los pajaritos se pueden deshidratar y enviar en un sobre por correo. Yo le mandé a una amiga en una servilleta y ella los revivió con éxito.

    Se lavan con agua y se dejan secar al aire (no al sol) sobre una toalla de papel. Se cambia la toalla frecuentemente hasta que ya no se moje. Los pajaritos de ponen amarillos y se encojen mucho. Quedan duros.
    Para revivirlos, se ponen en agua con leche 50/50 por una semana. se cambia el liquido todos los días y se desecha. Luego se comienza con leche solamente, se puede tomar entonces, pero luego de unas 2 o 3 semanas comienzan a trabajar al 100%.

    asi que la que tenga puede compartir a regiones por correo.
    Saludos!

    1. Hola Loreto!! muchas gracias por la información!! justo estas semanas he estado tratando de revivir mis pajaritos, así que tus consejos me han sido de gran ayuda :)

      Abrazos!!

  4. Hola.
    Si alguien sabe que puedo hacer, les doy las gracias desde ya!!!
    Hace una semana tengo unos bichitos de Kafir o Yoka, me producen yogur pero desde hace 2 días los noto mas amarillitos amarronados, me apenaria mucho que se me muerieran an pues tengo gran acides de estomago y su yogur me ha hecho muy bien, tanto que solo tomo un pocillito por día y no siento nada acides.
    Muchas gracias y saludos.

    1. Hola María,

      Cualquier grano amarillo o amarillo-rosado-café que no tenga una característica elástica, se debe quitar después de que pase una semana. Extiéndelos en una mesa o recipiente ancho, y selecciona los gránulos blancos, con los cuales puedes empezar un nuevo cultivo sano de kéfir. Cualquier gránulo amarillo o cafesoso) que no tenga una buena elasticidad se debe quitar.

      Estos son los granos no-propagables, los cuales no crecerán y se desintegrarán.
      Cuando son exprimidos entre los dedos limpios, tienen la textura similar a un queso de Cheddar.
      Mientras que son propagables los granos blancos y elásticos con una sensación levemente fangosa.

    1. Hola Juan Manuel, yo recién estoy reviviendo los míos… Los tuve congelados un tiempo y ahora quiero empezar a tomarlos nuevamente.

      Cuando los tenga trabajando al 100% se multiplicarán rápidamente! Así que aíi te puedo regalar los que necesites. Saludos :)

  5. KEFIR es conosida como AGUA DE KEFIR.. no hace el yogurt, el agua con el kefir queda como un jugo… lo que se hace el yogurt es la YOKA.

Leave a Reply