La tierra se sacudió… ?>

La tierra se sacudió…

Durante más de 120 segundos, gran parte de Chile se sacudió a una intensidad de 8,8 grados en la escala de Richter, el más grande terremoto a nivel mundial desde el año 1900. Unos minutos más tarde otro temblor, de menor intensidad y duración y, así hemos seguido todo el día… justo ahora mientras escribo estas palabras, me percato de como se mueve la lámpara de la esquina.

Después del angustiante sismo, la verdad se expresó ante los ojos del mundo: hasta el momento seis zonas han sido declaradas de catástrofes y más de 300 chilenos han muerto. Los daños materiales pronto han sumado cientos de millones de pesos…

“El capitalismo nació sin corazón”, cita Adolfo Pérez Esquivel. Lleva más de un siglo generando casitas que se caen, y con ello se mofa de los pobres, quienes, cada veinte años, pierden sus casas.

Yo estaba durmiendo, y no me acuerdo de haber sentido tanto miedo… fue como si un gigante tomara el edificio y lo batiera fuertemente, increíble como crujía, (me imagino la sensación en los pisos más altos). Mucho susto.

Afortunadamente el edificio y mi departamento resistió muy bien este terremoto, algunas grietas en la pintura y un florero roto, aparte de las cosas que se cayeron de las estanterías.

Escuché que el grado de intensidad fue mayor que el de Haití, pero, por lo visto hasta ahora, su poder de destrucción mucho menor, producto de la calidad en la construcción de la mayoría de los edificios.

Estos terribles hechos también sirven para reconocer nuestra frágil condición humana tan llena de debilidades, tanto físicas como sociales. Casi siempre los que resultan más dañados son los más pobres y desfavorecidos, aunque, ciertamente, ante fenómenos de esta naturaleza, todos estamos indefensos. Por eso, esto nos lleva a sentir como algo natural la necesidad de solidaridad, a reconocer que en la vida frente a las necesidades comunes, todos necesitamos de todos para salir adelante. Ante el dolor no podemos hacer ninguna distinción de raza, religión o condición social para ponernos manos a la obra.

Ojalá estos trágicos eventos nos lleven a que el respeto por la naturaleza sea parte de nuestra cultura.

Posts Relacionados:


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /nfs/c03/h05/mnt/47293/domains/www.savitari.com/html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273