Le saco el jugo a mi celular ?>

Le saco el jugo a mi celular

Le saco el jugo a mi celular

Hace unos días me hicieron una entrevista de la Revista Mujeres de LUN con respecto a mi relación con el celular. Reconozco ser una mujer conectada 24/7. Me gusta tener a la mano algo que me comuniqué con mi familia o, amigos, seguidores en todo momento. Hoy en día es muy fácil, pero años atrás cómo hacían para existir sin Instagram, Facebook, Snapchat, Whatsapp, Skype, Twitter, Google, Mail, etc. todo en un sólo aparato y móvil? Siempre he sido una fanática de la tecnología! de hecho asumo tener algún grado de adicción por las redes sociales y la Web. Pero Houston, we have a problem, aunque suene ridículo siento que tengo algún tipo de relación con mi teléfono! 📱💘 Gox me lo esconde a modo de broma, y yo me pongo nerviosa… Me declaro adicta 🙈

Esta confesión viene siendo como un mea culpa por el grado al que ha llegado mi necesidad de tener mi teléfono siempre conmigo.

– Soy de las que camina por la calle respondiendo mails, mandando mensajes de Whatsapp, o subiendo snaps a mi snapchat (minrebolledo). Peligro andante, me voy a pegar un cabezazo en un poste en cualquier minuto.

– Aunque tenga el teléfono en silencio por alguna actividad importante, lo reviso cada cierto rato, por si acaso.

– Soy de las que no se quedan con dudas, entonces ante cualquier pregunta, Google me soluciona la incertidumbre… ¿cuántos ml son 10 onzas de maple syrup?

– En mi periodo de insomnio mientras estuve embarazada, el celular fue mi salvación para mantenerme entretenida las largas horas que no dormía. Y ahora mismo (4:27 am) que le estoy dando leche a mi guagua, me mantiene despierta esperando que Antonio termine de mamar.

– Como aparecen las notificaciones en la pantalla y cada vez se prende la luz, no puedo evitar desviar mis ojos.

– Lo primero que cojo al salir de mi casa… mi celular.

– Puede quedarse cualquiera de mis cosas en la casa cuando salgo y no vuelvo, pero si se queda el celular, me devuelvo inmediatamente, aunque vaya tarde.

– El Waze lo pongo hasta para ir a la esquina.

– Apple Music, es el tranquilizador número uno cuando voy en auto con Pedro… Le pongo Mazapán y santo remedio.

– Ahora los semáforos rojos cuando salgo en auto, me encantan! reviso, leo, subo… todo en unos segundos.

– Esto es horrible… me he encontrado incluso hablando con gente, y estoy mirando y escribiendo en mi teléfono. Pero estoy consiente de lo desagradable que esto, así que me mentalizo para no hacerlo. No quiero estar en el grupo de los que no escuchan!

– Ando con el cargador en la cartera siempre. He llegado a cargarlo incluso en el dentista cuando tuve varias sesiones algunas semanas atrás. Lo enchufaba en la sala de espera, y luego le pedía permiso a la dentista para enchufarlo al lado de la silla mientras trabajaba en mi boca. Además tengo en mi casa, cargador en mi pieza, baño, living, cocina y en la otra punta de la cocina también.

– Mi celular me mantuvo siempre el tanto de las andanzas de mi hermana @conirk mientras recorrió el mundo durante año y medio. Y ahora que dentro de unos días, se va de nuevo lejos, más indispensable aún.

– Y no solo de la familia y amigos me mantiene al día… Gracias al teléfono y las redes sociales, es que me mantengo en contacto con mis lindas seguidoras (mayoría mujeres) que tantos comentarios bonitos siempre me mandan (además de las mil preguntas diarias 😜✌🏻️).

– Cuando voy a un lugar sin antena, me trato de aguantar…pero me entra una mini desesperación. El Parque Arauco es terrible, nunca funciona!

– Si el cel está bien, yo estoy bien 😂😂😂

Esto de la conectividad tiene sus cosas buenas: hablo mucho más con mis amigas, estoy más disponible, mi familia sabe en que ando (ven las fotos que subo a mis redes y los snaps) y soluciono problemas y trámites desde donde sea. Pero esta ‘relación’ a la que no le veo el fin, también tiene su lado negativo. Salgo harto, trabajo, cocino, hago deporte, estoy con mis hijos y todo lo que hacemos la mayoría de los mortales, pero el celular tiene que estar conmigo. Ya he logrado ciertos avances… cuando dedico tiempo en exclusiva a jugar con Pedrito y en algunos almuerzos y comidas, lo dejo en la cartera. Si bien sé es una relación estable, con proyección y a largo plazo, puedo controlar la intensidad.

¿Alguna se siente identificada?

Le saco el jugo a mi celular

Author: Yasmin

Para más recetas y datos sígueme en mi Instagram :)

Mi nombre es Yasmin Rebolledo, estudié Ingeniería Comercial + MBA, y luego hice el curso de instructora de yoga. Desde que tengo uso de razón que he estado ligada al deporte y actividad física. Pero no fue hasta que me metí en el mundo del yoga que realmente me interesé en profundidad en el tema de la comida y la nutrición, y la inmensa conexión que existe entre el bienestar físico y mental. Y es que la unión de estos factores logran que llevemos una vida con mayor energía, alegría y paz.

Posts Relacionados:

Comments

comments

Leave a Reply