Los mitos sobre el Colesterol Alto ?>

Los mitos sobre el Colesterol Alto

El colesterol ha sido un tema de gran controversia en la medicina durante las últimas 2 décadas. Es el responsable de la mala fama de categorías enteras de comida, como los huevos y las grasas saturadas y se le culpa de casi todos los casos de las enfermedades del corazón.

Hasta no hace mucho tiempo, poco o nada se hablaba de colesterol o del miedo de que fuera muy alto. Y aún antes que eso, en ninguna cultura donde se alimentaban de forma natural y con alimentos ricos en grasas saturadas y colesterol, no existían ataques cardíacos, ni obesidad, diabetes, etc.

Pero en algún punto del camino el colesterol se convirtió en una palabra ultra nombrada y algo que debe mantenerse tan bajo como sea posible o sufrir las consecuencias.

De seguro que la mayoría a tu alrededor debe creer que los alimentos con grasa y colesterol son lo peor para la salud cardiovascular y que hacen un daño tremendo.

Hace unos días le comentaba a un amigo lo exquisito que me había quedado un salteado de verduras y quinoa que hice con ghee (mantequilla clarificada originaria de la India). Y su inmediata respuesta, fue que ni en sueños podría comer algo con mantequilla, que el doctor se la tenía estrictamente prohibida por tener el colesterol muy alto… siendo que “el colesterol se fabrica en grandes cantidades cuando las arterias se encuentran débiles o inflamadas” (Mary Enig), no cuando consumimos grasas saturadas de buena calidad, como las provenientes del queso de cabra, el aceite de oliva, huevos campo, mantequilla, leche de coco, etc.

Los beneficios de las grasas saturadas son innumerables:  son esenciales para un sistema inmune fuerte, correcto funcionamiento de las glándulas, son ricas en vitaminas liposolubles como la A, D, E y K2 las cuales son vitales, sobretodo para la salud ósea… y muchas cosas más.

Hay que tener claro, que el colesterol no va a destruir tu salud (como se ha hecho creer), y además no es la causa de las múltiples enfermedades que se le asocian (ataques, diabetes, obesidad y más). Para aquellos que toman en la actualidad medicamentos para bajar el colesterol, la información que sigue no puede haber llegado en mejor momento! Pero antes de entrar en ésta información clave, comencemos primero por lo básico.

Lo Básico del Colesterol

Todos necesitamos del colesterol. Esta sustancia suave y grasosa se encuentra no sólo en tu torrente sanguíneo sino en cada célula de tu cuerpo, en donde ayuda a producir las membranas celulares, hormonas, vitamina D y los ácidos biliares que ayudan a digerir la grasa.

El colesterol también ayuda en la formación de la memoria y es vital para la operación neurológica. El hígado produce el 75% del colesterol total y, de acuerdo a la medicina convencional, hay dos tipos:

1- Lipoproteína de Alta Densidad o HDL: Este es el colesterol “bueno” que ayuda a evitar que el colesterol se deposite en las arterias y elimina cualquier exceso de la placa arterial, lo que puede ayudar a prevenir las enfermedades del corazón.

2- Lipoproteína de Baja Densidad o LDL: Este colesterol “malo” circula en las arterias y, de acuerdo al pensamiento convencional, se deposita en ellas. Se forma así la placa que las hace estrechas y menos flexibles (una condición llamada aterosclerosis). Si se forma un coágulo en una de estas arterias estrechas que van al corazón o al cerebro, puede resultar en una ataque al corazón o en un derrame cerebral.

Otro actor que tiene que ver con el colesterol son los famosos triglicéridos. Estos si que son importantes y hay que tomarlos en cuenta, ya que niveles elevados de esta peligrosa grasa si están relacionado con las enfermedades del corazón y la diabetes. Los niveles de triglicéridos se elevan con el consumo alto de granos y azúcares, el sedentario, fumar cigarro, tomar alcohol en exceso, tener sobrepeso y hasta algunos medicamentos.

La American Heart Association (AHA) recomienda que el colesterol total esté por debajo de 200 mg/dl, pero lo que ellos no dicen es que el colesterol total no tiene prácticamente ningún valor en determinar el riesgo de enfermedades del corazón, a menos que esté por encima de 300.

Se ve mucha gente con niveles de 250 o más que en realidad tienen bajo riesgo de padecer enfermedades del corazón debido a sus niveles altos de HDL (el colesterol bueno).

Al mismo tiempo, se ven más personas que teniendo el colesterol por debajo de 200 tienen un alto riesgo de enfermedades del corazón, basados en las siguientes pruebas adicionales:

  • Relación HDL/Colesterol total
  • Relación Triglicéridos/HDL

El porcentaje de HDL es un indicador de riesgo potente. Basta con que dividas tu HDL por tu colesterol total. Ese porcentaje debe estar idealmente por encima del 24%. También se puede hacer lo mismo con los triglicéridos y el HDL. Ese porcentaje debe estar debajo de 2.

Siempre ten en mente que estos índices (hay más aún, como el VLDL) son simples guías y que hay mucho más en el riesgo de enfermedades del corazón que simples números. De hecho, solo hasta que se conoció que el colesterol era un mal indicador de estas enfermedades, que se conocieron el HDL y el LDL. Y aunque dan una mejor idea de lo que ocurre, aún así no muestran todo.

En conclusión, lo que llevo a cabo en mi vida, es no asustarme en comer grasas saturadas, siempre cuando sea con moderación y de buena calidad. Y obvio mantener un estilo de vida saludable: desayunando cada mañana, durmiendo lo suficiente, y haciendo ejercicio en forma regular.

 

Como lograr un Ataque Al Corazón En 10 Pasos Sencillos:

Si deseas tener un buen ataque al corazón en el futuro, acá están algunas indicaciones fáciles de seguir para lograrlo en pocos meses o años:

1- Sigue una dieta baja en grasa.

2- Remplaza las calorías de las grasas con “granos integrales saludables”, como pan integral de trigo.

3- Come bastantes alimentos “saludables para el corazón” como yogurt y cereales al desayuno.

4- Consume muchos fitoesteroles (aceites vegetales como el de girasol, soya, etc) para reducir el colesterol, por sobre todo los de aquellos alimentos (margarina, yogur, leche) que les han añadido fitoesteroles adicionales.

5- Toma multivitamínicos para alcanzar todos los nutrientes “necesarios”.

6- Créele a tu médico cuando te diga que tienes un corazón en “perfectas condiciones” basado en tus valores de colesterol total.

7- Créele a tu cardiólogo cuando declare que tu corazón está “como el de un muchacho de 20 años” basado en la prueba de esfuerzo.

8- Toma alguna Estatina (fármaco) para reducir el colesterol LDL y la Proteína C Reactiva, mientras sigues una dieta baja en grasa.

9- Olvídate de exponerte al sol o de cualquier forma de optimizar tus niveles de vitamina D.

10- Limita tu ingestión de sal mientras sigues sin suplementar con yodo.

 

Fuente: Omega 3

Si aún quieres profundizar un poco más, lee esto.

Author: Yasmin

Para más recetas y datos sígueme en mi Instagram :)

Mi nombre es Yasmin Rebolledo, estudié Ingeniería Comercial + MBA, y luego hice el curso de instructora de yoga. Desde que tengo uso de razón que he estado ligada al deporte y actividad física. Pero no fue hasta que me metí en el mundo del yoga que realmente me interesé en profundidad en el tema de la comida y la nutrición, y la inmensa conexión que existe entre el bienestar físico y mental. Y es que la unión de estos factores logran que llevemos una vida con mayor energía, alegría y paz.

Posts Relacionados:

Comments

comments

6 thoughts on “Los mitos sobre el Colesterol Alto

  1. De tiempos muy antiguos, nuestros antepasados comían platos bastante densos, con las grasas tanto de animales como vegetales muy presentes en su dieta. La moda de lo light es nueva y desde que nos bombardean con su publicidad, hay muchísimos más problemas de salud que antes.

    Muy buen artículo!

  2. Hace bastabte tiempo se demostró científicamente que la reducción indistinta del colesterol no evita los ataques cardiacos ni las apoplejías. Esto se debe a que el colesterol alto es un síntoma, pero no la causa de las cardiopatías.

    Nos siguen engañando para que las enfermedades llenen los bolsillos de ciertas organizaciones. Una lástima que la mayoría de la población crea todo lo que escucha sin indagar al respecto.

    Gracias por informarnos.
    Juan Antonio

Leave a Reply