Mi viaje a China (parte 1): Yangshuo ?>

Mi viaje a China (parte 1): Yangshuo

Mi viaje a China: Yangshuo

Mi viaje a China resultó espectacular!! y aunque algo cansada, he quedado encantada con tanta majestuosidad. La idea de este post era dar una pasada general de los lugares donde estuve, pero como verán ya me fui emocionando y se alargó un poco más de lo que pensaba, así que lo tuve que dividir en cuatro partes :)

En cuanto salimos del aeropuerto nos esperaba un taxista que nos llevaría al primer hotel. El camino fue de una hora aprox. y con mi cara pegada a la ventana del auto, lo primero que me llamó la atención fue la arquitectura tan típicamente china. Todas las casas son bien parecidas y siguen la misma linea, con tejados arqueados y llenas de preciosos detalles.

Lo primero fue llegar al hotel a dejar las maletas y refrescarnos un poco. El “Yangshuo Village Inn” era una casa antigua que remodelaron para poder recibir huéspedes. La atención fue muy personalizada en todo momento, lo que nos hizo sentirnos muy a gusto.

El viaje en avión había sido muy largo y como de costumbre no dormí nada. Pero debíamos mantenernos en pie para así regular el sueño. Aprovechamos ese día de caminar por el pueblo y visitar la Silver Cave, que es una cueva con extraordinarias formaciones de estalactitas y estalagmitas, que se pueden tocar sin ningún tipo de restricción. Lo único que no me gustó fue que las luces de colores que utilizaban para iluminar la cueva, me parecieron un poco estridentes.

Yangshuo es un pueblito al interior de Guilin, donde más allá de turistas extranjeros, uno encuentra campesinos y pescadores muy pobres que sobreviven gracias a lo que la tierra o el río les proporciona. Pese a esto, sorprende los felices y alegres que son.

Al día siguiente y después de desayunar, arrendamos unas bicicletas para visitar los arrozales y dar vueltas por el pueblo. El clima estaba perfecto, así que decidimos ir al Moon Hill. Nada más llegar nos asaltaron varias mujeres intentando que les contratemos como guías para subir la montaña o al menos para que les compremos algún refresco o postal. La verdad que no hace falta, así que luego de leer un cartel que nos informa que debemos subir 900 peldaños, respiramos profundo y partimos. La Moon Hill es una espectacular montaña con un hueco de 50 metros de altura en su interior y lleno de estalactitas. Desde la cima se puede disfrutar la maravillosa vista de toda la zona de Yangshuo llena de estas Karst Mountains.

Estas montañas crecen en forma de pináculo por efecto de la erosión química que se produce en las superficies calcáreas. La de Yangshuo (Guilin) es una de las zonas kársticas más grandes del mundo, abarcando un área de 500.000 km. cuadrados que se extienden elegantemente por varias provincias del suroeste chino.

(Durante todo el viaje nos seguimos encontrando con gente que nos intentaba vender coronitas de flores, tours, comida, etc., siendo en algunos momentos algo cansador)

Para la noche teníamos planificado ir a un espectáculo llamado “Impressions: Liu Sanjie”, donde disfrutamos de un show visual difícil de superar. El director es Zhang Yimou, un famoso cineasta chino que sigo hace muchos años y ha dirigido películas tan exitosas como “Hero” y “House of Flying Daggers” entre tantas otras. Aprovecho de recomendar sus películas… he visto casi toda su filmografía, y son espectaculares! Zhang Yimou fue el mismo que dirigió el acto de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos Beijing 2008. Volviendo al show, se trata de un espectáculo con el escenario natural más grande del mundo! con 700 chinos sobre el Li River y con las montañas kársticas de fondo, todo iluminado. Y es que estos chinos lo hacen todo a lo grande.

Con Gox nos quedamos primero impresionados por el bonito y grandioso entorno y luego por el espectáculo en si. Está basado en una antigua película china “Sanjie Liu” y describe la vida cotidiana de los pescadores y lugareños de la región. Lo único que me pareció un poco extraño, es que en China aún no se han enterado que en las actuaciones, el público debe guardar silencio, apagar los teléfonos, etc… y es que los espectadores chinos no pararon de hablar y de sacar fotos tapando la vista del resto, además de irse 10 minutos antes que acabara el show. De hecho, solo los turistas extranjeros nos quedamos hasta el final de la obra. Más parecía el patio de un colegio en recreo que un espectáculo público. Pero solo fue un pequeño detalle entre tanta maravilla :)

Al día siguiente nos cambiamos al “Yangshuo Mountain Retreat“, otro hotel del mismo dueño del que estábamos. Ohh!! mi sorpresa cuando la van nos dejó en la entrada… aún más espectacular que el anterior. Realmente precioso, lleno de detalles y con una vista al Dragon River desde nuestra pieza increíble.

Dejamos las maletas y partimos caminando por los alrededores del hotel, que sin exagerar, es de los caminos con paisajes más impresionantes que he recorrido. Ya después de largo rato andando, nos ofrecen el famoso Bamboo Rafting que tanto promocionan en la zona. La aventura consiste en un descenso en una barca de bambú por el Li River. El paseo es realmente precioso, ya que se avistan un montón de montañas kársticas que dan forma a uno de los paisajes más pinotrescos e inolvidables de China. Tanto es así, que desde tiempos inmemoriables ha servido de inspiración a artistas y poetas chinos. El orgullo nacional por esta zona es tal, que ha quedado plasmado en la parte posterior de los billetes de 20 yuanes; al otro lado la cara de Mao.

El último día en Yangshuo descansamos un poco más debido a la continua lluvia que cayó ese día. La noche anterior el espectáculo de truenos y relámpagos fue muy entretenido a pesar de lo estrepitoso que parecía. En el día conocimos el centro de la ciudad y almorzamos en un vegetariano exquisito.

Aquí algunas fotos con una pequeña descripción al hacerles click!! :)

Luego partimos a la capital imperial de Xi’an para darle un vistazo a los famosos Guerreros de Terracota

Author: Yasmin

Para más recetas y datos sígueme en mi Instagram :)

Mi nombre es Yasmin Rebolledo, estudié Ingeniería Comercial + MBA, y luego hice el curso de instructora de yoga. Desde que tengo uso de razón que he estado ligada al deporte y actividad física. Pero no fue hasta que me metí en el mundo del yoga que realmente me interesé en profundidad en el tema de la comida y la nutrición, y la inmensa conexión que existe entre el bienestar físico y mental. Y es que la unión de estos factores logran que llevemos una vida con mayor energía, alegría y paz.

Posts Relacionados:

Comments

comments

3 thoughts on “Mi viaje a China (parte 1): Yangshuo

Leave a Reply