Pranayama: La respiración que cura ?>

Pranayama: La respiración que cura

La nariz tiene un lado derecho y un lado izquierdo; usamos ambos para inhalar y exhalar. Estos lados presentan una diferencia en cuanto a su representación mística: la derecha representa el Sol, y la izquierda la Luna.

El lado derecho pertenece al “calor” (El Sol), de modo que se calienta rápidamente. La izquierda es el “frío” (La Luna).
La mayoría de las mujeres respira con el lado izquierdo de la nariz, luego se enfrían rápidamente. La mayoría de los hombres respiran por la fosa nasal derecha y eso les influye.

¿Y todo esto para que serviría?
Fíjate al momento de despertar de qué lado respiras mejor, ¿del lado derecho o del izquierdo? Si es por la izquierda te sentirás cansado. Para revertir esta situación cierra la fosa nasal izquierda y utiliza la derecha para respirar. Deberías sentirte aliviado rápidamente. De igual forma, si te sientes cansado durante el día, repite esta técnica.

Si sufres dolores de cabeza frecuentes (generalmente las mujeres), sientes ansiedad o tienes problemas para conciliar el sueño y te decides a probar esta terapia de respiración: tápate el lado derecho de la nariz y respira normalmente por el izquierdo. Hazlo por cinco minutos, en forma parecida a como se ve en la imágen.

En menos de una semana esos dolores de cabeza frecuentes deberían desaparecer. Continúa el ejercicio durante un mes, aún cuando ya te sientas aliviado.

Esta terapia alternativa, sin medicamentos, es completamente natural y da excelentes resultados.

¿Por qué no lo intentas?

Author: Yasmin

Para más recetas y datos sígueme en mi Instagram :)

Mi nombre es Yasmin Rebolledo, estudié Ingeniería Comercial + MBA, y luego hice el curso de instructora de yoga. Desde que tengo uso de razón que he estado ligada al deporte y actividad física. Pero no fue hasta que me metí en el mundo del yoga que realmente me interesé en profundidad en el tema de la comida y la nutrición, y la inmensa conexión que existe entre el bienestar físico y mental. Y es que la unión de estos factores logran que llevemos una vida con mayor energía, alegría y paz.

Posts Relacionados:

Comments

comments

4 thoughts on “Pranayama: La respiración que cura

  1. Muy interesantes sugerencias, me fascina hacer yoga, aunque no he estado tan constante como debería porque razones de tiempo.

    Estas técnicas me arecen muy valiosas para poner en práctica, más aún en estos momentos cuando venimos recién llegando de vacaiones y se nos vienen un año enterito encima.

  2. Soy una persona que padece dolor en todo el cuerpo, pero principalmente en cuello, hombros y brazos, me han diagnosticado fibromialgia, la tecnica de respiracion “pranayana” podria hacer algo para mi cura????
    Paulina, de Mexico.

  3. Hola Paulina, te cuento que luego de miles de consultas médicas y exámenes fallidos, a mi también me diagnosticaron fibromialgia.

    Esto fue ya hace un varios de años, por lo que tengo algo de experiencia en como mitigar los dolores y la fatiga que provoca.

    Es fundamental trabajar tanto el cuerpo físico como el cuerpo emocional y mental, para no acumular toxinas.

    1. A nivel emocional, agradecer, ser positivo y nutrirse de emociones positivas.

    2. Desapegarse de vivencias pasadas, para no arrastrar emociones que nos afectan a todos los niveles de nuestro ser. Dejándonos bloqueados, con tensión y pensamientos tóxicos.

    3. Debido a estas sensaciones erróneas, nos tensionamos, estresamos y comemos o bebemos alimentos extremos , con el efecto de desbloquear e inhibir. Lo único que esto nos genera es una debilidad total en el sistema nervioso y riñones.

    4. Cada alimento tiene su propio prana (fuerza vital) el cual tiene un efecto y reacción sobre nosotros. Además los alimentos vibran y al consumirlos tendremos reacciones diferentes tanto a nivel físico, como emocional y mental. (por ej. el alcohol). No es lo mismo beber un vaso de whisky que uno de agua.

    5. Hay que saber es que la fibromialgia tiende a acidificar la sangre, por lo que es muy importante alcalinizarnos. ¿Cómo? tomando en ayunas un vaso con agua tibia y el jugo de medio limón.

    6. A mi me dio tremendo resultado eliminar alimentos acidificantes como: grasas y proteínas animales, exceso de lácteos, trigo (tremendamente inflamatorio), azúcares refinados, frutas ácidas, solanáceas (tomate, papa, berenjena, pimentones), estimulantes (café, bebidas) y alcohol.

    7. Cada alimento tiene su propio prana (fuerza vital) el cual tiene un efecto y reacción sobre nosotros. Además los alimentos vibran y al consumirlos tendremos reacciones diferentes tant a nivel físico, como emocional y mental. (por ej. el alcohol).

    8. El Pranayama o ejercicios de respiración consciente, nos ayuda oxigenándonos, limpiándonos y relajándonos.

    9. El yoga ayuda a romper el círculo vicioso dolor – tensión – miedo – dolor asociado con las enfermedades crónicas (fibromialgia), enseñándonos a aceptar la realidad, comprender el síndrome y convivir con él. El Yoga es la ciencia de la vida, que investiga y experimenta, de manera consciente y objetiva, el aquí y el ahora. Te sorprenderías como aunque duela hacer ciertas posturas.

    Yo tengo una concentración de dolor en la espalda alta, hombros, brazos y cuello, y aunque a veces me parece imposible mantener una postura en la cual estén involucrados estos músculos, al final de la clase el dolor disminuye bastante. y con el paso de los días ya desaparece. Por lo tanto aunque cueste y duela, el ejercicio físico apacigua el dolor y más aún si este ejercicio es realizado en una clase de yoga, donde además trabajamos nuestra mente y emociones. Así conseguimos una práctica integral en ayuda a esta dolencia.

    10. Ahora si la personas está muy limitadas y ni si quiera puede estar sentada en postura fácil, sería ideal que se siente en un cojín y comience con respiraciones pranayama (al principio
    utilizar una larga y profunda inhalación, para luego exhalar pausadamente. Después se puede empezar a practicar la
    respiración de fuego (otro pranayama) y meditaciones corta por si es muy difícil permanecer mucho tiempo en una misma posición.

    La clave está en tener optimismo, paciencia, fe, perseverancia, disciplina y mucho amor hacia mi misma y hacia los demás seres que comparten mi vida. El mentalizarme en que no tengo este síndrome y hacer caso omiso de él, ha sido muy bueno para mi.

    Mucha suerte!!!!
    Un abrazo

  4. Que bien que hablas del Pranayama!

    He hecho dos cursos intensivos con un professor de la India que viene al sur de Francia.

    He seguido practicando en casa y la verdad que cuando practicas yoga – y mas el ashtanga, uno de los mas dinamicos – el pranayama viene a complementar mucho la practica.

    Como poco a poco vas alargando mas el ciclo de la respiracion, te encuentras con una mejor capacidad a soportal los cambios de posturas – la practica se convierte entonces mas fluida, y por consecuencia mas relajante y mas profunda en el aspecto espiritual.

    Definitivamente tambien tiene una influencia en el aspecto emocional, me ha convertido en una persona mas centrada y menos propensa a sufrir los estragos del stress.

    Es una practica divina!

    Saludos,
    Mayra

Leave a Reply