Sobreviviendo a un aborto involuntario: Carta a mi hijo que nunca nació ?>

Sobreviviendo a un aborto involuntario: Carta a mi hijo que nunca nació

Mi querido hijo,

Mis dedos se adormecen mientras escribo las palabras, aborto retenido. Quizás debería ser capaz de escribir y decir esas palabras. Debería ser capaz de ver pasar a una mujer embarazada en la calle y no tensarme entera llena de envidia. Debería ponerme feliz por los amigos que anuncian la llegada de un nuevo integrante. Debería sonreír cuando me cruzo con una madre que está empujando a su hijo recién nacido en su cochecito. Debería estar acercándome a mi fecha de parto…

Para ser sincera, estoy muy lejos de sentir alguna de estas emociones.

Hace una semana que te perdí y sólo tenías diecisiete semanas de gestación.

Una vez que cumpliste doce semanas y en la ecografía se veía todo bien, nos relajamos y compartimos la noticia con nuestros amigos y familiares que aún no sabían. Pensamos que tres meses ya era un tiempo seguro para compartir. No sé si me equivoqué…

Tu papá y yo llegamos el martes pasado a la clínica para el control mensual que correspondía realizar. En cuanto nuestro ginecólogo trató de encontrar los latidos de tu corazón, me di cuenta que algo andaba mal… su cara y su lenguaje corporal lo decían todo. Aquellos segundos de silencio, se transformaron en horas de angustia y luego de unos minutos y una segunda comprobación, nos anunció que ya no estabas vivo. Mi guaguita murió.

Mi amado y querido niño estaba muerto dentro de mí y todo lo que podía hacer era llorar profundamente. Tu papá trató de consolarme… pero su dolor e impresión fue tan grande que casi se desmayó. El doctor trataba de calmar nuestro dolor, explicándonos que a veces estos abortos retenidos “simplemente pasan”. No podía respirar. Aquel terrible momento vuelve a mi muchas veces al día… cierro los ojos y me imagino que me voy a despertar de esta horrorosa pesadilla. Me sigo tocando el vientre pensando que sigues ahí.

Debilitados por el agotamiento y la desesperación, escuchamos el procedimiento que era necesario seguir. La idea de provocarme contracciones hasta llegar a un parto donde nacerías muerto, era demasiado duro de soportar… y así fue. La recuperación fue igualmente difícil, ya que mi cuerpo y mi mente seguían pensando que estaba embarazada. Recién ahora se están alejando los síntomas del embarazo, mientras mi corazón sigue desconsolado.

Con el pasar de los días uno empieza a escuchar diferentes historias de abortos involuntarios. Muchos de los que han pasado por pérdidas, han logrado embarazos exitosos en el futuro. El oír estas palabras me han hecho sentir que no estoy sola. Cuanto me gustaría que estuvieras aquí.

Debería estar armando la cuna y haciendo un espacio en el closet para tu ropa. Debería estar comprando tu cochecito, el asiento para el auto, los biberones y los pañales. Debería estar preparándome para dormir poco y escuchar tu llanto. Debería estar ansiosa por la lactancia. Debería estar feliz pensando en tu bienvenida a este mundo, donde te enseñaría lo maravilloso de este lugar en que vivimos y la linda familia que tienes. Debería estar buscando en internet el nombre perfecto para ti.

Sin embargo, me he quedado con el dolor y la lucha contra la pena de perderte.

Sigo oyendo que esto lleva tiempo. ¿Cómo el tiempo puede quitar este dolor de experimentar la vida sin ti? ¿Cómo me puedo recuperar de esta profunda pena, cuando todo lo que quiero hacer es sostenerte en mis brazos con amor?

Estos meses de verano se ven oscuros y grises. Pero gracias a nuestras familias y amigos que nos han rodeado de amor y esperanza, es que sabemos que saldremos adelante. ¿Sabes que gracias a ti el amor entre tu papá y yo es cada vez más grande y fuerte?

Día a día, voy recuperándome un poquito más y aprendiendo a ser más fuerte… aunque sé que de por vida te llevaré en mi corazón.

Con amor,

Tu mamá

Posts Relacionados:


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /nfs/c03/h05/mnt/47293/domains/www.savitari.com/html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273