Sobreviviendo a un aborto involuntario: Carta a mi hijo que nunca nació ?>

Sobreviviendo a un aborto involuntario: Carta a mi hijo que nunca nació

Mi querido hijo,

Mis dedos se adormecen mientras escribo las palabras, aborto retenido. Quizás debería ser capaz de escribir y decir esas palabras. Debería ser capaz de ver pasar a una mujer embarazada en la calle y no tensarme entera llena de envidia. Debería ponerme feliz por los amigos que anuncian la llegada de un nuevo integrante. Debería sonreír cuando me cruzo con una madre que está empujando a su hijo recién nacido en su cochecito. Debería estar acercándome a mi fecha de parto…

Para ser sincera, estoy muy lejos de sentir alguna de estas emociones.

Hace una semana que te perdí y sólo tenías diecisiete semanas de gestación.

Una vez que cumpliste doce semanas y en la ecografía se veía todo bien, nos relajamos y compartimos la noticia con nuestros amigos y familiares que aún no sabían. Pensamos que tres meses ya era un tiempo seguro para compartir. No sé si me equivoqué…

Tu papá y yo llegamos el martes pasado a la clínica para el control mensual que correspondía realizar. En cuanto nuestro ginecólogo trató de encontrar los latidos de tu corazón, me di cuenta que algo andaba mal… su cara y su lenguaje corporal lo decían todo. Aquellos segundos de silencio, se transformaron en horas de angustia y luego de unos minutos y una segunda comprobación, nos anunció que ya no estabas vivo. Mi guaguita murió.

Mi amado y querido niño estaba muerto dentro de mí y todo lo que podía hacer era llorar profundamente. Tu papá trató de consolarme… pero su dolor e impresión fue tan grande que casi se desmayó. El doctor trataba de calmar nuestro dolor, explicándonos que a veces estos abortos retenidos “simplemente pasan”. No podía respirar. Aquel terrible momento vuelve a mi muchas veces al día… cierro los ojos y me imagino que me voy a despertar de esta horrorosa pesadilla. Me sigo tocando el vientre pensando que sigues ahí.

Debilitados por el agotamiento y la desesperación, escuchamos el procedimiento que era necesario seguir. La idea de provocarme contracciones hasta llegar a un parto donde nacerías muerto, era demasiado duro de soportar… y así fue. La recuperación fue igualmente difícil, ya que mi cuerpo y mi mente seguían pensando que estaba embarazada. Recién ahora se están alejando los síntomas del embarazo, mientras mi corazón sigue desconsolado.

Con el pasar de los días uno empieza a escuchar diferentes historias de abortos involuntarios. Muchos de los que han pasado por pérdidas, han logrado embarazos exitosos en el futuro. El oír estas palabras me han hecho sentir que no estoy sola. Cuanto me gustaría que estuvieras aquí.

Debería estar armando la cuna y haciendo un espacio en el closet para tu ropa. Debería estar comprando tu cochecito, el asiento para el auto, los biberones y los pañales. Debería estar preparándome para dormir poco y escuchar tu llanto. Debería estar ansiosa por la lactancia. Debería estar feliz pensando en tu bienvenida a este mundo, donde te enseñaría lo maravilloso de este lugar en que vivimos y la linda familia que tienes. Debería estar buscando en internet el nombre perfecto para ti.

Sin embargo, me he quedado con el dolor y la lucha contra la pena de perderte.

Sigo oyendo que esto lleva tiempo. ¿Cómo el tiempo puede quitar este dolor de experimentar la vida sin ti? ¿Cómo me puedo recuperar de esta profunda pena, cuando todo lo que quiero hacer es sostenerte en mis brazos con amor?

Estos meses de verano se ven oscuros y grises. Pero gracias a nuestras familias y amigos que nos han rodeado de amor y esperanza, es que sabemos que saldremos adelante. ¿Sabes que gracias a ti el amor entre tu papá y yo es cada vez más grande y fuerte?

Día a día, voy recuperándome un poquito más y aprendiendo a ser más fuerte… aunque sé que de por vida te llevaré en mi corazón.

Con amor,

Tu mamá

Author: Yasmin

Para más recetas y datos sígueme en mi Instagram :)

Mi nombre es Yasmin Rebolledo, estudié Ingeniería Comercial + MBA, y luego hice el curso de instructora de yoga. Desde que tengo uso de razón que he estado ligada al deporte y actividad física. Pero no fue hasta que me metí en el mundo del yoga que realmente me interesé en profundidad en el tema de la comida y la nutrición, y la inmensa conexión que existe entre el bienestar físico y mental. Y es que la unión de estos factores logran que llevemos una vida con mayor energía, alegría y paz.

Posts Relacionados:

Comments

comments

29 thoughts on “Sobreviviendo a un aborto involuntario: Carta a mi hijo que nunca nació

  1. Yasmin, debo confesarte que me corren las lagrimas, no tengo palabras para expresar mi cariño y mi pena. Es verdad, me llega mucho y no imagino ni puedo dimensionar como les puede llegar a Uds, solo les puedo dar toda mi energía, lo mejor, fuerza desde adentro, paz, y mucho amor. Tengo parejas amigas de muchos años y muy cercanas que lo han vivido, han sufrido la pena, la aceptan y conviven, y luego, otro embarazo normal, y otros, ahora famiilas de varios hijos. Creo que una perdida nunca se debe olvidar, se llevará contigo por siempre, pero la natura tiene su manera aunque nos cueste entender, y no tengo duda que los hijos que les lleguen a futuro, los querran tanto y les daran tanto amor. Un abrazo para tu familia. Mucho amor.

  2. Impactado y triste me senti al leer tus letras. Realmente lo siento. Quizás no tenga las palabras adecuadas para transmitirte algún grado de consuelo, pero interpreto de tus mismas letras el hallazgo de una mujer fuerte y de una familia contenedora. Un abrazo muy fuerte, Yasmin… Tu amor a tu hijo te ayudará día a día…

  3. Linda Min, mucha fuerza y ánimo para estos momentos, leyendo tu carta me queda claro la fortaleza que tu y gox tienen!!!

    Te mando muchos besos y toda la fuerza del mundo para salir adelante.
    Un beso grande

  4. hey, qué doloroso relato pero qué bueno que el amor se esté volviendo más fuerte.
    Pasé por una situación similar a mis 19 años y creo entender algunas cosas de las que hablás.

    No te aferres al dolor, no te tires a la cama.
    Enfocate en el amor.
    un saludo =)

  5. las palabras sobran,,,fuerza,,,,,las cosas siempre pasan por algo,,,un gran abrazo a los dos..y un gran beso

  6. nadie te prepara para este tipo de cosas pero como ahora ya soy madre con un poco de experiencia he aprendido a aceptar que esto nos prepara para ser unas madrazas que ya te convertiras a mi me hizo mas fuerte si se puede ..no te ahogues en el dolor ..mi consejo es construye con el ahora que lo veo a lo lejos …….leo tus palabras y aun se me caen lagrimas…te entiendo…demasiado….lo unico que se es que no piense por que? sino para que?…..y que tambien nunca mas vas a estar sola….cariños macu

  7. Min, es muy dificil por lo que estás pasando pero como bien lo dices en tu carta no estás sola. Dios hace cosas a veces que uno no entiende… pero de todas uno tiene que aprender y crecer.

    Te mando un abrazo enorme y un monton de fuerza a ti y gox!

  8. Jasmin, solo quisiera abrazarte en éste minuto, nada de lo que diga pueda calmar ese dolor y esa pérdida. Sólo tratar de entender que en el macromundo que nos rodea tiene leyes que no logramos comprender a través de los ojos de la tridimensión emocional y matérica en la que vivimos, como por ejemplo pensar que éste ser vino a hacerte madre un tiempo cortito y que su camino evolutivo sólo venía a enseñarte la ley del desapego que cuanto nos cuesta a nosotras, sobretodo en el Ser Madres. La pérdida de un hijo es una de las experiencias FUERTES de vida para el ser humano y claro que te toca una tarea difícil.
    Te deseo con todo el amor del mundo que el proceso de desapego sea muy en armonía contigo misma y con tu pareja, agradece la bendición que te hizo sentir ese ser por unos meses y te doy por seguro que vendrán hijos a tu vientre ya preparado para anidar. Mi cuñada tuvo 2 pérdidas antes de sus mellizos que hoy tienen 4 años, luego nació otro y ahora anda loca con esa prole de niños.
    Amor, desapego y gratitud te deseo para ti.
    Besos.
    Mouji.

  9. Me sentí muy conmovida por lo que relatas, te abrazo con mucho cariño en este momento y pido que el amor que sientes y el amor de todos los seres que te rodean te ayuden a vivir esta experiencia y salgas fortalecida.

    Sara.

  10. Haber expresado tu dolor y sufrimiento como lo hiciste creo que es INVALORABLE.
    Te felicito Yasmín por tu fortaleza y te mando a ti y a José toda mi buena energía para que salgan adelante.
    Un abrazo de oso apretado, profundo
    Laura

  11. Yasmin, no se puede entender… y sé que ninguna palabra de apoyo te consolará lo suficiente. En mi caso, fue lo más triste que me ha pasado en la vida, y aun pasados 10 años sigo pensando en aquel bebé que sentí tan cerca de mi. Pero, sabes qué? un dia, cuando mires atrás, y cuando la vida y Dios te bendiga con otros pequeñines que llenen tu vida, te encontrarás hablando con este pequeñín donde quiera Dios que esté, y lo sentirás otra vez tan cerca que casi podrás sentir su olor y su calor…
    Muchísimo amor, Yasmin, cuidate mucho, sobretodo, y ponte fuerte de nuevo, por ti y por tu chico, que también te necesita.

  12. Mujer valiente y bella eres Yasmin. Acompañada de un buen hombre que te ama y amas devuelta, sólo un amor así, de raíces tan profundas, se fortalece con las penas. Ya les llegará el niño para complementar ese amor, sólo ese niño sabe cuando. La naturaleza es sabia Min.

    Un abrazo fuerte,

    Luz

  13. Yas hermosa, paso por aquí y me encuentro con esta noticia. Se me ocurren un montón de palabras entre las lagrimas que me provoco enterarme. Te acompaño en la distancia y cercania que ha provocado la red y el placer de conocerte y leerte. Eres muy valiente en compartirlo y abrir tu corazón de esta forma. Te admiro. Se que estas cosas nunca dejan de doler y aunque te digan que pasara, no sera así. pero estoy segura de que vendra la paz y un nuevo amor muy pronto. No estas sola abrazate de tu esposo y familia yo por mi parte de mando todos mis pensamientos de luz. Todo mi amor desde México.

  14. Uuufff me parecia muy extraño que cada vez que entraba a tu blog no tenias nada nuevo, solo pense que andabas de viaje por ahi y claro fue un viaje bello y doloroso, pero todos sabemos la fuerza que tienes solo al conocerte x este este medio y siempre senti lo especial que eres junto a toda la gente que te rodea, eres maravillosa y sabras de alguna forma canalizar ese dolor inmenso que tienes ahora…si llore al leerte, pero tambien pensaba que somos unas diosas maravillosas las mujeres, que sabemos sobrellevar muchas cosas en nuestra alma y quedarnos con lo mejor de cada experiencia y esta claro que tu eres de esas Grandes Diosas y junto a todo el amor que te entregan esa contension de hierro alrrededor uuufff que mas…ahi estarás contandonos mas y mas de todos tus viajes y cosas interesante con bellas palabras como las de hoy. Gracias por compartir este inmenso dolor…esa es fuerza del alma. Besos y abrazos

  15. Yasmín, no sabes cuanto lo siento, y digo lo siento, porque a pesar que aún no nos conocemos y tampoco puedo sentir lo que estás sintiendo en este momento tan díficil, sí puedo comprenderte y enviarte toda mi energía positiva para apoyarte.
    Dios es muy sabio y sabe por qué hace las cosas, él te dará la fuerza para sobreponerte a este tremendo dolor y aprender a vivir nuevamente. El amor que tu familia y amigos les entregan los reconfortará día a día.
    Quizás pienses “¿Qué sabe ella? o ¿Quién es para opinar?” y por su puesto estás en todo tu derecho y hazlo para que puedas desahogarte. Pero solo quiero enviarte mucho cariño y paz.
    Saludos
    Ange

  16. Yasmin,

    Hace tiempo que leo tu blog y tu noticia me ha impactado mucho, desde el día que leí este artículo no he sabido que decir, no hay palabras para algo así, he llorado y pensado en ti estos días y te he mandado fuerzas y cariño, para que pueda tú y tú esposo puedan superar pronto
    esta situación dificil y dura en la que están pasando. Lo seguiré haciendo. No pierdan las fuerzas.

    Muchos cariños y Bendiciones.

  17. Gracias por todos los lindos comentarios y palabras de ánimo que me han dado… ya ha pasado algo más de un mes y me siento mucho más tranquila y en paz con lo sucedido. Ahora mi prioridad es levantarme cada día llena de optimismo y alegría, para nuevamente quedar embarazada.

    Me siento muy abrazada por todos ustedes!! :)

  18. Querida Yasmín:
    Agradezco haber encontrado esta carta tan exacta para el momento que estoy viviendo, hace una semana el ginecólogo me confirma que mi bebé ya no tenía latidos. Tenía 12 semanas de gestación…fueron tantos sueños e ilusiones que se detuvieron en un minuto, que ya ha pasado una semana y me parece úna pesadilla horrible. Lloro y recuerdo lo bien que me sentía estando embarazada, mis planes de na nueva vida feliz junto a un ser maravilloso. A ratos, encuentro paz y tranquilidad. Consuelo aún no. Muchas personas dicen que es común, que aprenderé a vivir con el dolor, que la segunda vez resultará, pero es ahora en que estoy sumida en un momento difícil, que me tiene en el aire sin poder volver a retomar las ganas de hacer las cosas de siempre. Me gusta la perfecta descripción que hiciste de como nos sentimos las mamás “sin ver ni tocas” a nuestro bebé, que nos obligó a decir Adiós antes de poder saludarlo. Espero que ya tus heridas hayan cicatrizado y me es cuentcomo has podido calmar este profundo dolor . Un abrazo enorme.
    Pamela

  19. mi hermanit@, LO RECUERDO AUN, hace dos años mi mama lo perdio, y, hace seis meses, nacieron mis hermanos, cony y felipe. Soy feliz pensando que uno de ellos el el mismo q hace dos años no nacio

  20. yasmi
    te entiendo mucho mucho yo solo tengo 16 años y llevo en mi mente y corazon a mi bebe pase por algo muy parecido a vos. pero yo estoy sola no tengo a nadie qe me entienda paso dia tras dia con este dolor imenso que no se puede explicar. siemto ami bebe que esta todabia en la panza es tan fuerte seguir viviendo asi. todos me dan la espalda nadie me the un hombro o un abrazo. con 16 años mi vida no tiene sentido sigo cn la esperasa de tener uno mas adelante pero el mismo dolor me lo impide..

  21. me doy cuenta que el dolor es grande y que unas tenemos soporte el 29 de agosto de 2013, perdi a mi MAVIS de 21 semanas y lo único es morirme….

  22. Ayer me paso lo mismo… llegue a la clinica y me dijeron que su corazoncito ya no latia… se que es poquito 8 semanas pero ya mi vida estaba creada para ti. Es doloroso terrible y mas aun cuando tu bebe sigue en tu vientre muerto y no quieran sacarlo. No paro de llorar… con mi pareja estamos destrozados. Solo me gustaria despertar de esta horrible pesadilla. Saludos…

  23. Mi embarazo se detuvo, como también lo hizo mi vida. En esas nueve semanas lo experimente todo, nunca fui tan feliz, nunca tuve tanto miedo, nunca tuve tan en claro lo que quería, nunca estuve tan desesperada, nunca estuve tan triste y dolorida, nunca ame tanto. Dicen que por algo me pasó a mi, que todo tiene su plan secreto, pero yo sigo sin entender. A medida que pasan los días, a contrario de lo que suponía, se me hace más difícil, más duro de llevar. Es un sentimiento que no puedo compartir, nadie lo entiende, porque sé que aunque para mi marido fue tan triste como para mi, él jamás paso por lo que me tocó vivir a mi. Yo te tuve y no te pude retener. Yo te tuve y tuve que dejarte ir. Yo te tuve y no pude hacer nada para que te quedaras conmigo. Era el deber de mi cuerpo protegerte hasta que nacieras, tenía que llevarte en mi panza 9 meses y solo pude hacerlo 9 semanas. No se, no entiendo o no quiero entender, no tolero que me hablen de porcentajes de posibilidades, vos eras mi 100% y quede en cero. Desde que pasó lo que pasó siento que el tiempo se detuvo como tu corazón, solo dejo que los días pasen, los lleno de cosas intentando mejorarlos, trabajo, estudio, salidas, viajes, nada me interesa en realidad, siento la necesidad de ser madre, de ser tu madre, y eso ya no puede ser. "Ya va a llegar" me dicen, no entienden que ya llegaste y te fuiste, y no hay posibilidad física de que volvamos a estar juntos. Tengo tanto dolor, tristeza y amor contenido que siento que voy a estallar. Gracias hijito por demostrarme lo infinito que puede ser el amor de una madre, yo nunca me voy a olvidar de vos, y jamás voy a dejar de fantasear con que ese día tu corazoncito se escuchaba y comíamos perdices. Ojalá nunca te hubieras ido, pero así y todo, valió la pena. ❤️

  24. Es tan triste leerlo. Estoy pasando por algo igual y me duele el pensar que nunca tendré a mi bebe entre mis brazos. Eran tantas ilusiones. 11 años esperando poder embarazarme y un final devastador. Me duele todo. Me duele el alma hasta lo más profundo.

Leave a Reply