Sudoración hacia la Iluminación? ?>

Sudoración hacia la Iluminación?

He estado pensando mucho acerca de cómo vemos el yoga en occidente y esto es lo que creo: Cuando tomas las herramientas de una estructura de pensamiento que ha estado utilizando un sistema extranjero y lo aplicas dentro de tu cultura, los resultados probablemente queden distorsionados.

El occidente ve la realidad desde una perspectiva reduccionista y materialista. Y no me refiero a que pasamos demasiado tiempo de compras y reduciendo salsas en la cocina… aunque eso puede ser cierto. Lo que estoy diciendo es que la manera en que pensamos sobre la salud y la ciencia, nos limita en la forma en que pensamos sobre el yoga.

Piensa en nuestro sistema médico. Casi todo es una especialidad, si tienes un problema en el corazón vas a un cardiólogo, si tienes problemas a los huesos, a un reumatólogo. Nuestra visión es muy específica. El cuerpo se construye de diversos componentes, como un auto. Así que si quieres arreglarlo, solo tienes que arreglar la pieza rota. El cuerpo es material y eso es lo que importa. La mente es un epifenómeno del cuerpo. Y la conciencia es algo que (los científicos admiten a regañadientes) nace del cerebro.

Hay algunos beneficios en esas estructuras de pensamiento, pero el problema es que yo no soy un auto. Una vez traté de hablar con un traumatólogo acerca de un mal que me pronosticó llamado Dedo en Resorte, el cual tuve varias veces, y le dije que yo pensaba que podría estar relacionado con mi tensión y/o rigidez mental (que vivía en ese momento de mi vida) y que quizás por eso tendía a apretar más de la cuenta todo lo que agarraba con mi mano… él me miró como si yo fuera de Venus, y dijo: “Trate de no pensar más de la cuenta”.

No desacredito que la causa pudo haber sido un traumatismo provocado por trabajos manuales repetidos o tal vez una predisposición innata congénita a padecer enfermedades inflamatorias, pero mi idea era que si bien puedo tener cierta tendencia genética o lo que sea, mi mente estaba ayudando a que se manifestara.

Como occidentales, somos mayormente partidarios inconscientes de paradigmas reduccionistas científicos. Y no es que nos compremos todo lo que la ciencia nos diga, es sólo parte de cómo se nos enseña a pensar. Es la manera occidental. Y así como profesores de yoga, es muy natural para nosotros pensar de esta manera también. El yoga es bueno para la salud, así que si necesitas elongar tus isquiotibiales, el yoga lo hace por ti. ¿Necesitas bajar de peso? tenemos una clase de yoga ultra exigente por aquí. ¿Necesitas equilibrar tu tiroides? no hay problema, el paro sobre hombros es la solución.

Mira la manera en que nivelan las clases de yoga en este país. Normalmente, parten con Principiantes, y luego continúan con Nivel 2, 3 y 4. A medida que te acercas al nivel 4, tu pie ya está detrás de la cabeza, muy probablemente mientras está invertido y torcido. Esta estructura es totalmente occidental: cuanto más difícil y dura sea la asana, más avanzado te encuentras en el yoga.

La conclusión lógica a partir de este pensamiento, es que los contorsionistas del Cirque du Soleil deberían estar disfrutando de la felicidad de su iluminación. Y quizás puede ser que estén experimentando tal sensación, pero yo sugeriría que sus extremas posturas muy parecidas a las del yoga, tienen muy poco que ver con ello.

A los profesores de Yoga les encanta decir cosas como: “Vaya a su propio ritmo” y “No se preocupe de los de al lado, concéntrense en su propia práctica” Pero luego al lado tuyo, hay otras 40 mentes occidentales sudando en la sala, tratando de alcanzar la iluminación a través de sus cuerpos… porque así es cómo sabemos pensar.

Me encanta la falta de competitividad del yoga… bueno, al menos cómo muchos hablan de ella. En realidad es un mensaje un poco contradictorio, porque hay quienes hablan de la falta de competitividad y luego piden a todos que hagan Vrischikasana (postura del escorpión), sin respetar los límites y tiempos de cada uno y sin dar variantes a la postura, que por lo demás igual cumplen el objetivo de la asana. La cosa es, que a menos que estemos dispuestos a cambiar nuestra estructura de pensamiento, vamos a hacer yoga más o menos de la misma forma que los ejercicios aeróbicos en los años ochenta – tal vez con un poco más de atención espolvoreada por encima – pero sin haber cambiado radicalmente nuestra forma de pensar.

El gran sabio y maestro espiritual del Rey Janaka, Ashtavakra tenía una escoliosis severa. (Su nombre significa, “Doblado en ocho lugares”). Probablemente él no podría haber hecho astavakrasana (que es la postura donde se envuelve una pierna alrededor del brazo superior, los pies se cruzan y luego te equilibras en tus manos, mientras que miras hacia arriba y sonríes para la cámara). Ashtabakra escribió una sublime exposición sobre la espiritualidad. Pero a pesar de sus logros yóguicos, en occidente, tendríamos que mandarle a la clase para principiantes.

De acuerdo a las estructuras de pensamiento del yoga, mientras menos tengas que hacer para calmar la mente, más avanzado estás. Muchos practicantes avanzados, necesitan hacer una práctica física menos intensa, ya que no necesitan de mucho para mantener sus mentes preparadas para la meditación.

Según los Upanishads, textos sagrados de la literatura médica, nosotros somos en nuestro estado esencial, conciencia pura. Tanto el Vedanta como el Yoga consideran al ser humano como un conjunto de cinco envolturas superpuestas una dentro de otra que van desde la envoltura más externa hasta la mas interna. En este sentido, esta concepción del ser humano es mucho más ambiciosa que la propuesta por la Medicina occidental, que reduce el ser humano a un cuerpo físico con una mente que surge de una cierta actividad cerebral.

La primera envoltura y la más sutil que emana y recubre el alma, es Anandamaya Kosha (capa de la plenitud o felicidad). En otras palabras, la felicidad es la mayor parte de la estructura de lo que somos.

Esto significa que la felicidad no es algo que se obtiene al hacer un backbend (postura hacia atrás) sobre tus rodillas y codos, si no más bien es algo que se debe comprender y experimentar como el cimiento de tu ser.

Y como se llega a esta felicidad? se obtiene al meditar… puedas o no hacer Parsva Bakasana, es bastante irrelevante. Desde la envoltura de la Felicidad emana la envoltura de la Inteligencia, desde la inteligencia viene la envoltura de la Mente, de la mente viene la de la energía o Prana y, finalmente, después de todo eso viene la envoltura del Cuerpo Físico.

Así que si tienes un problema digestivo, puedes practicar ciertas asanas, tomar hierbas, llevar una dieta específica, masajes, etc.… y todo esto te puede ayudar desde la envoltura del cuerpo físico, pero si realmente quieres sanar, debes mirar quien realmente eres en un sentido más amplio. ¿Dónde y por qué se perturba tu respiración? ¿Dónde y por qué se agita tu mente? Tu eres y vienes de la felicidad y finalmente eres alma y conciencia pura, así que lo que sea que te aqueje lo puedes remediar volviendo a la fuente de lo que eres… desde la meditación sobre el infinito en tu interior. Desde una perspectiva yóguica, si quieres sanar, es útil mirar un poco más allá.

Tratar de conseguir la Unidad que el yoga nos explica mientras vivimos con una mentalidad completamente occidental, es un poco como tratar de respirar en Pandora.

El problema es todo ese materialismo implícito que se ve alrededor de yoga; entonces mientras hagas las posturas más difíciles, seas más elástico, lleves puesta la última moda o asistas a las clases más populares, mejor yogui eres. Y para los profesores, mientras más estudiantes tengas, más popular seas, más cerca de la iluminación estarás.

Está implícito porque vagamente comprendemos que todo este asunto del yoga no va por ahí y nos daría vergüenza asumir que a tales aspectos les damos importancia. Pero ¿cómo podemos cambiar nuestra estructura de pensamientos, para dar cabida a la idea de que cuanto más expandamos nuestra conciencia de felicidad, más cerca nos encontramos con la Unidad? ¿Cómo se reconfigura nuestro neuro-patrón establecido en la infancia?

Nuestro pensamiento materialista ha ayudado a crear necesidades, como lo son las cirugía plásticas, autos último modelo, iPhones (no me excluyo), entre otras miles de cosas. Pero también ha creado directamente, la crisis mundial que estamos viviendo: ambiental, financiera, social y ética. Parte del problema es que el materialismo y el reduccionismo, necesita que estrechemos nuestro punto de vista…. que nos especialicemos. Pero la vida no es especializada. Es un gran sistema interconectado. Entonces si queremos curarnos a nosotros mismos y a nuestro planeta, necesitamos una perspectiva más amplia.

El Yoga fue desarrollado por gente que se sentó y amplió su mente hasta los bordes del universo e incluso más allá. Y eso es lo que nos puede ofrecer si estamos dispuestos a mirar nuestra práctica de una manera diferente – como una oportunidad de ver las cosas de una forma distinta, y a pensar en ellas con una perspectiva más expandida. Y eso es en definitiva lo que nos ayudará a cambiar la forma en que hacemos las cosas, tanto personal como colectivamente.


Gracias Kaoverii
Ilustración:
Everybody People Cartoons

Author: Yasmin

Para más recetas y datos sígueme en mi Instagram :)

Mi nombre es Yasmin Rebolledo, estudié Ingeniería Comercial + MBA, y luego hice el curso de instructora de yoga. Desde que tengo uso de razón que he estado ligada al deporte y actividad física. Pero no fue hasta que me metí en el mundo del yoga que realmente me interesé en profundidad en el tema de la comida y la nutrición, y la inmensa conexión que existe entre el bienestar físico y mental. Y es que la unión de estos factores logran que llevemos una vida con mayor energía, alegría y paz.

Posts Relacionados:

Comments

comments

5 thoughts on “Sudoración hacia la Iluminación?

  1. En este camino que recien comienzo a conocer, aunque lleve años de practica, como occidental que soy, no he podido liberarme de las ataduras impuestas en mi estructura mental.
    En efecto he leido sobre los estados mas elevados de conciencia, y por no decir poco, he tratado innumerables veces de meditar, pero irremediablemente me doy contra la pared pues también, aunque lo hago sin querer, al abordar mi practica de meditación me autoimpongo metas medibles y resultados, cuando justamente lo que buscamos, al meditar, es simplemente la nada y el todo en una sola armonia.
    Dificil y largo camino para nuestras cociencias occidentales, pero creo que al menos, el tener presente nuestras limitaciones, nos permitira poco a poco, recorrer este camino y vislumbrar, aunque de lejos, algo del real estado de conciencia. Mientras lo consideremos y no nos exijamos mas allá de lo que nuestra mente puede ir entendiendo (y liberandose) creo vamos por buen camino.

  2. Hola Yasmin, desde hace tiempo que soy fiel seguidora de tu blog, aunque recien hoy me anime a escribir.
    Eres pura inspiración, es la primera vez que sigo un blog, y con el tiempo he empezado a escribir uno yo.
    Excelente esta entrada, cuanta reflexión y es puramente verdad.
    Te felicito de corazon y te seguiré acompañando siempre.
    Muchas gracias por compartir tantas cosas lindas.

    Shanti

  3. Uuuu!!,, si al parecer cuándo en cualquier práctica llevas mayor tiempo es como se puede medir tu capacidad y destreza.
    Permite una buena reflexión este escrito, ya que nos damos cuenta de que en cierta forma la “práctica hace al maestro”; pero hay veces que la disposición y virtud innata sobrepasa el nivel psiquico-mental….lo que quiere decir que es uno de los regalos que nos dieron y que afortunadamente somos buenos para ello por más que no practiquemos con la frecuencia que se debe (memoria de flexibilidad, concentración y empeño).

    gracias por compartir esto!, beso
    naTy.

  4. Hola Jasmin, definitivamente el cuerpo es la gran excusa para encontrar lo que realmente importa. Eso es lo maravilloso del yoga, cómo nos confunde cada vez y nos hace creer lo contrario, para eso la práctica individual y solitaria ha sido un gran maestro, no hay otro sino las fluctuaciones de la mente y la voluntad de cesar para encontrar el Yoga.

Leave a Reply