Un clavo no siempre saca otro clavo ?>

Un clavo no siempre saca otro clavo

Un clavo no siempre saca otro clavo

Tengo amigas que les funcionaba perfecto eso de olvidar un amor con un amorío momentáneo. Y bueno, muchas veces estos romances transitorios agarraban tanta fuerza que se convertían en estables. En mi caso eso nunca funcionó… siempre he sido un poco obsesiva cuando quiero algo o alguien, así que si la relación se quebraba o peor aún, nunca empezaba, obligada a pasar el duelo necesario para luego enfocarme en un nuevo amor.

Hay amores que permanecen enquistados, aunque el otro se haya alejado para siempre y ni siquiera piense en nosotros. Durante los primeros meses de la pérdida, la memoria emocional está a flor de piel y es cuando más se siente la ausencia: sensaciones, olores, voces, imágenes… hacen que una forma de presencia se manifieste con una nitidez impresionante.

Si has padecido este «estancamiento emocional», sabes a qué me refiero: la nostalgia se convierte en una carga que te amarga la vida y te impide funcionar libremente. Es un freno a la existencia. Oscar Wilde afirmaba que la pasión nos hace pensar en círculos. Y es verdad: bajo los efectos de una pasión/amor reticente y testarudo, la sensación es la de sentirse atrapado en un pasado que no pasa. Peleas contra los recuerdos, tratas de distraerlos, acudes a la consulta de un  psicólogo, recurres a adivinos, brujos, pero las imágenes del ex llegan como cascadas. Tienes la impresión de que te han arrancado una parte de ti, te falta algo, pero igual que algunas personas que han sufrido una amputación siguen sintiendo la extremidad («miembro fantasma») que ya no tienen, tu cerebro procesa el sujeto ausente como si aún lo tuvieras a tu lado. Y no es un brazo o una pierna de lo que hablamos, ¡es una persona entera!

El amor que sientes por alguien es producto de una historia y una narrativa que se escribe en lo cotidiano. La persona que amas y ya no está tiene un «historial sentimental» y es una referencia afectiva que no puedes arrancar de cuajo como si tuvieras una amnesia repentina. En los amores grabados a fuego, no siempre un clavo saca otro clavo. El proceso más saludable es a la inversa: primero hay que sacar el viejo y, entonces, si tienes suerte, hallarás una persona que valga la pena y que pueda entrar en tu vida tranquilamente y sin el estorbo del anterior.

Esto no significa que en determinadas situaciones un nuevo amor ayude a elaborar el duelo (si ya estamos en una etapa avanzada) o a sanar heridas de un amor que fue torturante; hay personas que entran en nuestras vidas como si fueran un bálsamo. Lo que sostengo es que si aún te desvives por tu anterior relación, empezar un nuevo vínculo con la esperanza de que se produzca una sustitución automática es un error mayúsculo. La siguiente recomendación de Alonso de Ercilla y Zúñiga puede servirte como guía: «Que no es buena la cura y experiencia, si es más seria y peor que la dolencia».

 

Fuente: Somos Internet

Author: Yasmin

Para más recetas y datos sígueme en mi Instagram :)

Mi nombre es Yasmin Rebolledo, estudié Ingeniería Comercial + MBA, y luego hice el curso de instructora de yoga. Desde que tengo uso de razón que he estado ligada al deporte y actividad física. Pero no fue hasta que me metí en el mundo del yoga que realmente me interesé en profundidad en el tema de la comida y la nutrición, y la inmensa conexión que existe entre el bienestar físico y mental. Y es que la unión de estos factores logran que llevemos una vida con mayor energía, alegría y paz.

Posts Relacionados:

Comments

comments

6 thoughts on “Un clavo no siempre saca otro clavo

  1. Buen post, creo que NUNCA un clavo saca a otro… cuando andas pegado con al pasión de un viejo amor, un amigo budista decía “meditar” y liberar esa energía por algún lado, no es malo salir a correr y convertirse en runner, o ponerse a cantar, algo que tengo pendiente.
    Besos y abrazos desde el Sur.

    1. Hola Mouji, tienes mucha razón… liberar esa energía que parece desbordarnos en aquellas situaciones se vuelve ultra necesario. Tengo una amiga que se puso a correr y no paró más… luego de un tiempo y en una de sus corridas, conoció al que ahora es su pololo! Ahora salen a correr juntos y por lo que he notado, son el uno para el otro.

      Un abrazo grande!!!

  2. Yo he pasado gran parte de mi vida amorosa en esa transición de “un clavo saca a otro clavo” sin embargo hay relaciones que he tenido tiempo para sanar y encontrar a alguien pero mi corazón le sigue amando y pensando, lo mas reciente es de hace 2 años que me enamore de un chico y no funciono, al par de meses conocí a alguien, un amigo de el y ya llevamos 3 años de novios sin embargo cada que me habla de el o lo veo siento que aun no termina lo que siento por el.
    Se me hace complicado el hecho de dejar de amar…
    saludos, lindo blog

  3. Hola, Ana:
    Mi teoría es que cada ser humano, hombre o mujer, tiene la capacidad de crear, producir, generar o fabricar pensamientos, como materia prima, para convertirlos en sentimientos, a estos en emociones y a éstas como producto terminado los estados de ánimo, positivos o negativos.
    Para dejar de amar a alguien la solución que he encontrado es mantener a la mente ocupada la mayor parte del tiempo, enfocando la atención en cualquier actividad, para no permitirle a la mente fabricar ese sentimiento de amor hacia aquella persona que ya no está a nuestro lado o de plano que ya no está con nosotros por haber fallecido.
    Para mí ha sido difícil borrar de mi memoria aquellos gratos recuerdos pasados al lado de la persona amada, han pasado ya 50 años y aún la recuerdo como si fuera ayer; mentiría si te dijera que ya no la amo, pues este sentimiento permanecerá conmigo hasta la muerte, pero ya no sufro por no poderla ver, al contrario, me es grato recordarla.

Leave a Reply