Y el milagro se hizo vida ?>

Y el milagro se hizo vida

Y el milagro se hizo vida

Hace unos días @Doula_Online me preguntó si quería compartir mi “experiencia de parto” para ella subirla en su instagram (les recomiendo seguirla) y esta es:

Bueno, les voy a contar lo que ha sido la mayor experiencia de mi vida. Después de 4 años logré quedar embarazada y que este embarazo llegara a buen término. No fue fácil. No sé porque siempre pensé que cuando quisiera tener un hijo, solo tenía que ponerme de acuerdo con mi marido, quedar embarazada y esperar los 9 meses. Y la verdad no fue así… tuve dos pérdidas, una de 5 semanas y otra de 17 semanas que fue un aborto retenido (en aquel entonces, aquí conté tal historia). Esta última debió haber sido lo más doloroso que he sentido en mi vida. Ahora, mientras escribo esto, veo a Pedrito dormir a mi lado y me doy cuenta que soy la mujer más feliz de mundo, y que aquellos largos años de espera, desilusión y dolor, ya pasaron.

Luego de mi segunda pérdida, me hicieron montón de exámenes para tratar de descubrir lo ocurrido. En los resultados se descubrió que tengo trombofilia, una enfermedad de por vida que hace que mi sangre sea muy gruesa. Por lo tanto estando embarazo es muy probable que provoque trombos. Y seguramente fue eso lo que pasó, se debió haber formado un coágulo que le tapó el paso de sangre a mi guaguita. La solución era muy fácil, en cuanto supiera que estaba embarazada, tenía que inyectarme en la guata todos los días de mi embarazo un anticoagulante que licuara mi sangre. Explico esto, porque a pesar de querer un parto lo más natural posible, debido a mi trombofilia tuvieron que programarlo para la semana 37. Ese día me levanté feliz, muy feliz!!! algo nerviosa, pero con mucho ánimo. Había tomado un curso prenatal con una doula y ella me había orientado a tener un parto lo más humanizado posible dentro de mis condiciones. Llevé un spray con un aroma que me encanta, mi música relax favorita y con la compañía de mi marido, madre y familia, me indujeron a las 7 am. Sabía que tendrían que ponerme epidural, porque al inducirme, no es mucha la oxitocina que se libera. Sentí mis contracciones, aguanté lo que pude y centré mis energías y pensamientos en un parto natural. Me habían dicho que lo más probable es que fuera cesárea, así que debía estar preparada. Llegado el momento, me acuerdo que no me paraba de tiritar la pera… el doctor me hablaba y no podía responderle sin tiritar. Mi marido fue un gran apoyo, él asistió conmigo a las clases con la doula, y eso realmente se notó. Empecé a pujar y finalmente nació mi guagua hermosa, estaba un poco “fatigado” como ellos lo llaman, pero rápidamente se recuperó. A la hora me lo llevaron a la habitación y desde aquel día nunca nos hemos separado por más de algunas horas. Lo quiero, lo amo, lo adoro con todo mi corazón, con toda mi vida.

Mi mamá cuando me ve cansada, me dice: “Mijita, porque no me lo deja a mi esta noche y sale con su marido a distraerse?” y yo le respondo que me muero despertar un día sin él lado.

Author: Yasmin

Para más recetas y datos sígueme en mi Instagram :)

Mi nombre es Yasmin Rebolledo, estudié Ingeniería Comercial + MBA, y luego hice el curso de instructora de yoga. Desde que tengo uso de razón que he estado ligada al deporte y actividad física. Pero no fue hasta que me metí en el mundo del yoga que realmente me interesé en profundidad en el tema de la comida y la nutrición, y la inmensa conexión que existe entre el bienestar físico y mental. Y es que la unión de estos factores logran que llevemos una vida con mayor energía, alegría y paz.

Posts Relacionados:

Comments

comments

4 thoughts on “Y el milagro se hizo vida

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Hola Yasmin,

    Me emocionó mucho este artículo. Yo aun no soy madre y por el momento es algo a lo que le temo. Tuve una trombosis (TVP) hace poco más de un año. Estuve en tratamiento con anticoagulantes por 3 meses hasta que el coágulo desapareció. En ese periodo me cambiaron absolutamente la dieta y me prohibieron muchas cosas para no interferir con el medicamento (tampoco podía hacer ejercicio por riesgo de que se desprenda el coágulo), en resumen subí varios kilos solo en esos tres meses.
    Ahora me entero que en caso de quedar embarazada en riesgo es mucho más alto de tener una trombosis. Yo tengo 30 años y me asusta estar 9 meses con anticoagulantes o con el riesgo de volver a tener una trombosis, con mi experiencia previa… me afecto mucho emocionalmente ¿me podrías contar si te cambiaron mucho la alimentación, si fue riesgoso? Aun no converso esto con mi ginecóloga, ya que cuando quiera tener un hijo me dijo que lo conversaríamos… sobre riesgos y medidas a tomar. Me podrías dar el dato de tu ginecólogo por favor?

    Tu historia es muy bonita y me da ánimos para pensar que se puede, gracias por compartirla.

    Un abrazo

  3. Tenía un enorme busto con mi pareja Noland, llamó por teléfono a mi madre llorando, ella dijo que podía ayudar, tengo que admitir que estaba muy, muy escéptico como realmente no creen que estaría de vuelta, pero fue sólo unos días cuando ella llamó por teléfono y le pidió que fuera a hablar, hablamos y hablamos y el malentendido tonto y ella me ayudara con un sacerdote espeluznante ….. resultó que no era, me puse en contacto él me explicó y le envié algunas fotos .. ..4 días después llamaron noland a mi puerta sonriendo … como ..its locos sido un año y seguimos juntos … él era realmente genial, lo recomiendo encarecidamente sus servicios, él realmente es fuerte y también lo hace todo buscado de
    hechizos,
    runas,
    rituales,
    oraciones,
    meditación etc. realmente funciona Si quieres darle una oportunidad usted puede email él en priestmaniosuxsex@gmail.com ……. yo realmente le debo.

Leave a Reply